Acusaciones de Trump contra China en la Asamblea de la ONU son desmentidas
Foto: EFE
En la 75° asamblea general de la ONU se dio espacio a un nuevo ataque del presidente Trump contra China en relación al COVID 19.

“Mientras perseguimos este futuro brillante, debemos hacer rendir cuentas al país que desató esta plaga: China” con estas palabras Donald Trump volvió a cargar contra China en un intento por asociarlo como el creador del virus del COVID-19. Así mismo, agregó que: “El gobierno chino, y la OMS, que está virtualmente controlada por China, declararon falsamente que no había pruebas de transmisión de persona a persona”.

Estas acusaciones fueron rechazadas por el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Wang Webin al plantear que: “Las mentiras no pueden reemplazar de ninguna manera a la verdad. Los esfuerzos de respuesta de China ante la pandemia del COVID-19 están claramente registrados y las personas harán juicios justos”. Wang hizo referencia a las medidas de control de la enfermedad en territorio chino tras los primeros casos descubiertos en Wuhan y al cese de la circulación en la Provincia de Hubei el 23 de enero cuando solo había nueve casos fuera de China.

Los planteos de Wang buscan dar respuesta y profundizar la orientación que ha planteado el discurso del presidente Xi Jinping señalando que: “Frente a la pandemia, hemos de reforzar la unidad y la solidaridad”. En tal sentido, se hace referencia a las iniciativas realizadas para poder controlar la transmisión del virus y mitigar los efectos del mismo a través de donaciones de equipamentos médicos así como los descubrimientos fundamentales en relación a la información genética del virus. El planteo del presidente asiático fue claro al plantear que: “Nunca pretendemos la hegemonía ni la expansión, y nunca procuramos las supuestas esferas de influencia. No tenemos la menor intención de entrar ni en la guerra fría ni en la guerra caliente con ningún país.”

Para el portavoz de Relaciones Exteriores: “Los esfuerzos de respuesta de China ante la epidemia han sido abiertos y transparentes con una línea del tiempo clara. Los hechos y las cifras están en un libro abierto que todos pueden ver”. También señaló que: “En lugar de buscar chivos expiatorios o difamar a otros, resulta imperativo que Estados Unidos detenga sus manipulaciones políticas y ponga fin a etiquetar o politizar el virus, y se una al resto de la comunidad internacional en esta lucha común.”

Este nuevo capítulo en el enfrentamiento entre China y Estados Unidos pareció ser anticipado por el Secretario General de la ONU Antonio Guterres al iniciar la 75° Asamblea General al plantear que: “Con mucha frecuencia no hay relación entre liderazgo y poder. Vemos ejemplos de liderazgo notables que no están asociados con el poder y el poder no está asociado con el liderazgo. En un mundo interconexo, es momento de reconocer una simple verdad: la solidaridad es algo que nos conviene a todos. Si no entendemos eso, todos perderemos.”