Argentina busca sumarse a la iniciativa de La Franja y la Ruta
El senador Jorge Taiana aseguró en una conferencia virtual que la vicepresidenta, Cristina Fernandez de Kirchner, quiere negociar la adhesión de Argentina a la iniciativa china de la nueva ruta de la seda.

El anuncio fue hecho el pasado viernes por el actual senador y responsable del área de Relaciones Internacionales del Partido Justicialista, Jorge Taiana, en el marco del tercer encuentro del Seminario virtual que se desarrolla entre su partido y el PCCh. Este encuentro tuvo como eje de discusión la iniciativa del BRI (por sus siglas en inglés, Belt And Road Initiative) propuesta por China en 2013, que busca crear una red de flujos financieros y comerciales entre Beijing y el resto del mundo.

Durante el encuentro, Taiana aseguró: “La decisión de Cristina de gestionar personalmente la incorporación al mega proyecto de vinculación con el mundo de China, confirma que la ahora vicepresidenta busca retomar el giro geoestratégico que inició en su segundo mandato y que Macri intentó revertir”.

Del lado argentino participaron de la reunión Jose Luis Gioja (presidente del PJ), Sabino Vaca Narvaja (Representante Especial de la Argentina para la Promoción Comercial e Inversiones en la embajada en Beijing), Francisco Cafiero y Guillermo Carmona.

Por el lado del PCCh estuvieron Wang Yulin (Director del Buró V del IDCPC) y Guo Cunhai (Director ejecutivo del Centro de estudios Argentinos del ILAS- Academia de Ciencia Sociales de China). Además de los representantes de ambas comitivas también participaron empresarios, diplomáticos y otros dirigentes. 

El comunicado del PJ difundido en el marco del encuentro destacó que: “La incorporación de Argentina a La Franja y la Ruta abre un abanico de posibilidades de financiamiento para obras de infraestructura y para desarrollos de distintos tipos“. 

Aunque es la primera vez que altos funcionarios del gobierno clarifican la intención argentina de sumarse al BRI, lo cierto es que desde la asunción de Alberto Fernandez se viene trabajando fuertemente en poder avanzar en dicho acuerdo. Desde la Cancillería y otras áreas claves se vienen negociando y logrando acuerdos de gran envergadura entre ambos países. La gestión anterior de Mauricio Macri había paralizado las tratativas para involucrarse en el proyecto y enfrió las relaciones entre ambos países.

Si bien las relaciones tanto comerciales como diplomáticas existen hace varias décadas entre los dos países, éstas se vieron potenciadas recién en los últimos años. Argentina y China son socios estratégicos afianzados. Las instancias de coordinación entre ambos se multiplicaron. Hoy en día existen cientos de proyectos conjuntos y una fluida e ingente relación comercial..

Una muestra de esto fue que en el marco de la pandemia, China le ha provisto a la Argentina de una enorme cantidad de insumos médicos esenciales para hacer frente a las necesidades sanitarias. Argentina llegó a recibir un total de 35 vuelos cargados de esos insumos.

Aunque la BRI no contemplaba a América Latina en sus inicios, en 2017 Xi Jinping propuso ampliarla a la región. Actualmente hay 19 países firmantes de la iniciativa diplomática-comercial en el continente (Chile, Perú y Uruguay, entre otros), Argentina sería el primer país con importancia estratégica y comercial de la región en firmar la iniciativa. Esta novedad podría ser un salto cualitativo de entendimiento, confianza y diplomacia sin precedentes entre ambas naciones.

Este acuerdo posicionaría a Argentina como un país estratégico para los negocios y relaciones chinas en la región.