Argentina se sumará a la Nueva Ruta de la Seda
El embajador Argentino en la República Popular afirmó que en los próximos meses el país se sumaría al proyecto de infraestructura que se impulsa desde Pekín.

La iniciativa de la Franja y la Ruta, también conocida como la Nueva Ruta de la Seda, es el proyecto de infraestructura más importante en el mundo.

El plan fue lanzado en 2013 por el presidente Xi Jinping y está compuesto por programas de inversión y desarrollo que van desde el este de Asia hasta el Cabo da Roc,a e incluye al continente africano y América Latina. En la región han suscrito al plan países como: Antigua y Barbuda, Barbados, Bolivia, Chile, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guyana, Jamaica, Panamá, Perú, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. Sin embargo, hasta el momento, los 3 países mas grandes: Argentina, Brasil y México no se habían pronunciado al respecto. Posiblemente la Brasil de Bolsonaro no quiera contradecir la posicion del departamento de estado de los Estados unidos, mientras que México tiene una fuerte relación con su vecino del norte que incluye un tratado de libre comercio recientemente renovado.

Para China, consiste en la principal estrategia económica puertas afuera y una forma de extender su influencia en el tablero mundial. Con el objetivo de establecer una relación multilateral caracterizada por un “win-win” , donde países centrales y periféricos acceden a financiamiento de obras de infraestructura que potencian sus economías, mientras empresas chinas muestran su potencial para el desarrollo de las mismas.

Para los críticos, en cambio,  es una forma de neocolonialismo donde China busca imponer su voluntad a terceros países mediante programas de financiamiento a la vez que desplaza empresas locales en obras públicas de gran envergadura.

Ruta principal y marítima en la antigua ruta de la seda. Fuente: Wikipedia

La presencia de Argentina en el mismo era una de las incógnitas que rondaban dentro del área del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Finalmente el embajador argentino en China, Luís María Kreckler, un diplomático de carrera, confirmó que la Argentina se sumará al proyecto en los próximos meses, tal como adelantamos en septiembre cuando el presidente Alberto Fernández se reunió con su par Chino. Actualmente empresas Chinas están desarrollando un plan para llevar a cabo el desarrollo de un tren de carga que unirá el yacimiento Vaca Muerta con el puerto de Bahía Blanca, entre otras obras ferroviarias, en distintas provincias del país, que se suman a los mas conocidos proyecto de inversión en energía renovables.

En un contexto de restricción de acceso al financiamiento externo, desde economía ven esta iniciativa como una posibilidad para concretar obras vitales en infraestructura que incluyan transporte, energía, minería, agricultura, tecnología y comunicación. En tanto por su condición geográfica posiblemente dichas obras tiendan a mejorar la conexión entre Argentina y Chile, país que cuenta con puertos de envergadura que podrían servir de conexión entre Asia y la pampa Argentina.

La relación Sino-Argentina es vista por la actual administración como un punto estratégico en su política exterior y comercial. Sin embargo, la articulación entre los dos países deberá ser administrada con precisión y habilidad diplomática puesto que los Estados Unidos ven con recelo la penetración asiática en una región que siempre consideró dentro de su zona de influencia. Así, la cuestión geopolítica se mezcla en la actual relación financiera que une al FMI con la República Argentina, organismo mediante el cual el país del norte impondrá condiciones de pago que deberá afrontar la cartera que administra Guzmán y quien sea que lo suceda.