China continúa con los esfuerzos por contener las inundaciones en Henan
Por:
Foto: www.chinadaily.com.cn
El pasado miércoles 21 de julio el Ministerio de Finanzas de China declaró destinar 100 millones de yuanes (alrededor de 15,42 millones de dólares estadounidenses) en subsidios para aliviar los daños provocados por las inundaciones a causa de las intensas lluvias en la provincia de Henan, y para restaurar las áreas de producción agrícola, así como el sistema de conservación del agua.

El 15 de julio se registraría la primera de las víctimas de la catástrofe natural, uno de los 14 obreros atrapados por el agua en el túnel Shijingshan en la zona comercial de Zhuhai, provincia de Guangdong. Pero sería Henan la que acabaría llevándose la peor parte, cuando la noticia del martes pasado acerca de 500 pasajeros atrapados en la estación subterránea captó la preocupación del mundo que recibía la noticia por parte de las propias víctimas en las redes sociales. Luego se conocería que fueron 12 las víctimas fatales.

Las inundaciones llevaron a la reubicación de unas 396.000 personas, según informan autoridades locales. Los operativos de rescate se llevaron a cabo por parte de 5.290 soldados, 30.000 oficiales de policía, 164.000 voluntarios y más de 400.000 oficiales y miembros del Partido Comunista de China, 5.000 rescatistas provenientes de otras provincias también están trabajando en la ciudad haciendo tareas de socorrismo.

El sistema de comunicaciones de la ciudad ha sido restaurado en su mayor medida. Se espera que para el fin de semana se reanude el sistema de abastecimiento de agua y se habilite la operación de todos los túneles y vías elevadas. Con la ayuda de 10.000 técnicos de 24 provincias de todo el país, 3.600 empleados de compañías de redes eléctricas locales restituirían el suministro de energía para este sábado 24 de julio.

El gobierno anunció que el sistema de control de la catástrofe se encuentra actualmente en el nivel dos, que entre otras medidas consiste en continuar con los rescates de personas, brindar refugio, y aliviar los daños sufridos. También anunció que se está trabajando en planes de emergencia para la infraestructura del transporte y en la prevención de desastres secundarios. Este aspecto resulta vital ya que varias vías de acceso a pueblos y ciudades de la zona recibieron daños parciales e incluso totales, como el derrumbe de puentes que cedieron a la crecida de los ríos.

Fuente: www.chinadaily.com.cn

El premier Li Keqiang, se expresó acerca de la necesidad de dirigir fondos para ayudar a la provincia de Henan y de promover la apertura de sectores financieros para atraer inversiones extranjeras que puedan ser destinadas al mejoramiento del monitoreo de los cambios meteorológicos, y alcanzar así los estándares internacionales. Esto podría suponer oportunidades para otros países de participar del mercado financiero de China y de percibir una flexibilización en las aduanas para el ingreso de suministros que tengan prioridad.

Las lluvias e inundaciones año tras año causan numerosas pérdidas humanas y económicas en todo el mundo. Por su geografía, China no es ajena a esta problemática, considerando que el sudeste del país tiene cada año temporada de tifones debido a la zona de ciclones del océano Pacífico, así como terremotos en las regiones montañosas del sistema de los Himalayas hacia el noroeste del territorio. El gobierno chino se encuentra una vez más en la mirada del resto del mundo, y el resultado de su desempeño para resolver esta crisis podría influir en nuevos abordajes de sus políticas nacionales y exteriores.