China critica a EEUU por politizar sus medidas anti-epidémicas por COVID-19
Foto: Personas utilizando mascarillas en Shanghai / Reuters/Aly Song
El vocero de la cancillería china, Zhao Lijian, criticó a EE. UU. por la politización e instrumentalización sobre el tema de las salidas de sus diplomáticos y empleados de gobierno de Shanghái. Por esto mismo, llamó a que dejen de atacar las políticas anti-epidémicas de China, con el pretexto de la pandemia, y de difamar al país asiático.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, declaró sobre la posición del país asiático, respecto a la nueva disposición del Departamento de Estado de Estados Unidos, que ordenó que todo el personal de su consultado abandone la ciudad de Shanghái, la cual se encuentra en estricto confinamiento por los recientes aumentos de casos de COVID-19 en la región. Dicha medida habría escalado de “salidas autorizadas” a “salidas ordenadas” en los últimos días. 

Respecto al tema, Zhao aclaró que, más allá del nuevo carácter de la disposición estadounidense, la postura de China sigue siendo la misma: esa es una decisión que corresponde a los Estados Unidos. No obstante, también subrayó tres puntos clave al respecto.   

En primer lugar, se refirió a la política anti-epidémica desplegada en China, mencionando que la misma es efectiva y está basada en datos científicos. En este sentido, aseguró que el gobierno confía plenamente en poder controlar la nueva ola de COVID-19 en Shanghái y en otros lugares aledaños. 

“Muchos ciudadanos extranjeros, incluidos ciudadanos estadounidenses en Shanghái, se están uniendo a la gente de allí en solidaridad para combatir el virus y superar las dificultades actuales”, agregó también el vocero chino.

En segundo lugar, aludió al trabajo de las autoridades chinas y de los gobiernos locales, quienes siempre habrían brindado al personal diplomático y consular extranjero en China “asistencia y comodidad en la mayor medida posible, según las políticas pertinentes para el cumplimiento de sus deberes y en conformidad con las convenciones internacionales”.  Además, aseguró que “la línea de comunicación entre China y EE. UU. también permanece abierta”.

En tercer lugar, el vocero remarcó que, desde el grande asiático, deploran y rechazan “la politización y la instrumentalización por parte de los Estados Unidos” en este tema. “Estados Unidos debe dejar de atacar de inmediato las políticas anti-epidémicas de China, detener la manipulación política con el pretexto de la epidemia y dejar de difamar a China”.

Los dichos del Zhao Lijian se dieron en el marco de una Conferencia de Prensa regular, el pasado martes 12 de abril, a raíz de una pregunta sobre las recientes disposiciones de Estados Unidos.

El día anterior a la conferencia, el Departamento de Estado de EE.UU. publicó un “aviso de viaje” sobre China, donde aconsejó a los y las ciudadanas a reconsiderar cualquier desplazamiento a la República Popular China (RPC), debido a “la aplicación arbitraria de leyes locales y restricciones relacionadas con COVID-19”, donde se incluye “el riesgo de que padres e hijos sean separados”.

En ese mismo mensaje, se aclara que EE.UU. ya “ordenó” la salida de sus empleados de gobierno que no son de emergencia y de todos los miembros de sus familias de Shanghái, debido al aumento en los casos de COVID-19 y al impacto de las mencionadas políticas anti-pandémicas.

El aviso fue lanzado pocos días después de que se autorizaran las “salidas voluntarias” del personal, que luego habrían cambiado de carácter.