China e Irán firmaron un acuerdo de asociación estratégica integral por 25 años
Foto: El presidente iraní Hassan Rouhani se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores chino Wang Yi, en Teherán. REUTERS - HANDOUT
El acuerdo que incluye inversiones por 400 mil millones de dólares implica un salto en la relaciones bilateral colocando a Irán al tope de importancia de la política internacional China.

En Teherán los cancilleres de Irán, Mohamad Yavad Yarif, y de China, Wang Yi, firmaron este sábado un importante repercusiones geopolíticas. Wang Yi en su visita a Irán también mantuvo una reunión con el presidente de Hasan Rohani.

El acuerdo incluye inversiones por un monto total de 400 mil millones dólares en sectores energéticos y de infraestructura iraníes. La declaración conjunta también incluye otras áreas de cooperación y proyecta inversiones en la agroindustria, el transporte, los puertos, la energía, la industria y los servicios. Este acuerdo se trata efectivamente de un salto en la relación bilateral en la cual China coloca a Irán en el tope de sus prioridades internacionales (similar a otros países como Rusia).

El portavoz del líder supremo persa, el ayatolá Ali Jamenei, señaló que los lazos de Pekín con Teherán seguirán siendo “permanentes y estratégicos” y no se verán afectados por la situación política en el mundo.

“Creemos que este documento puede ser muy eficaz para profundizar” las relaciones sino-iraníes, añadió el portavoz de la cancillería iraní, Said Khatibzadeh. Rohaní hizo hincapié hoy, durante su encuentro con Wang, en “la necesidad de acelerar la implementación de los acuerdos sobre importantes proyectos de infraestructura y desarrollo”. Rohani también señalo que este acuerdo es un desafío a las sanciones de Estados Unidos y al unilateralismo de su política exterior.

Desde la visita de Xi Jinping a Teherán en 2016 al presidente Hasan Rohani cuando se firmaron 17 acuerdos de cooperación la relación entre ambos países se viene intensificando. Durante los últimos años China ha continuado siendo uno de los principales clientes del crudo iraní a pesar de las sanciones norteamericanas.