China es lo que el Partido Comunista ha hecho de ella
Foto: Xinhua
Compartimos la traducción de un artículo de opinión de MdEnamul Hassan que explica los grandes logros del PCCh desde la derrota de la invasión japonesa hasta la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

– Artículo escrito por MdEnamul Hassan y publicado en Bangladesh Post el 1 de julio. Traducido por Sofía D´Alessandro.

En medio de mucha alegría y fanfarria, hoy se celebra alrededor del mundo los 100 años de la Fundación del Partido Comunista de China (CPP). La trayectoria histórica del Partido se inició solamente con 50 miembros, en un barco en Zhejiang, una provincia oriental costera de China, un 23 de Julio de 1921.
Hoy el PCCh se ha convertido a lo largo del tiempo en el mayor Partido político del mundo con más de 90 millones de miembros. Al igual que muchos otros partidos, el PCC ha sufrido altibajos a lo largo de su trayectoria. Ha debido superar muchos cambios inusuales, incluyendo el aislamiento, una enorme población, así como muchas guerras injustas con superpotencias en forma sucesiva.

Poco después de las tres décadas de su Fundación, el PCCh constituyó la República Popular de China (RPCh) el 1 de octubre de 1949. Incluso antes del establecimiento de un país socialista, el camino para el PCC fue duro y debió avanzar cautelosamente a lo largo de las espinosas y poco favorables callejones de la historia.

Sin embargo, el Partido jamás ha olvidado su objetivo básico de servir al pueblo de China contra todo pronóstico. Por tal motivo el PCC puede construir cada pulgada de China de acuerdo a sus ideales y cumplir así las expectativas del pueblo chino. Si observamos la historia, podemos comprender cuán rápidamente y en forma efectiva el PCCh ha mejorado el destino de China y su gente.

En la década de 1930, el PBI de China cayó a $21.3 billones. La inversión extranjera totalizó 3.5 billones, mientras que la inversión de capital disminuyó a sólo 3 billones. China atestiguó una decadencia masiva en los precios agrícolas. El ingreso de los granjeros rurales se desplomó en un 57% en algunas áreas.

En 1937, Japón invade China y la mayor parte de la próspera costa del este fue ocupada por los japoneses, quienes cometieron atrocidades como la masacre de Nanjing. En una limpieza anti-guerrilla en 1942, los japoneses asesinaron más de 200.000 civiles en un mes.

Se estima que la guerra dejó como resultado entre 20 y 25 millones de chinos muertos y destruyó lo que China había desarrollado en la década previa. Luego de la Guerra, la industria textil china poseía 482.192 máquinas de coser. Sus exportaciones claves fueron limitadas a goma, té, seda, caña de azúcar, tabaco, algodón, maíz y maníes.

Alrededor de 1947, cerca de 33.2 billones de billetes fueron emitidos como resultado de los grandes déficits presupuestarios originados por la guerra. Los ingresos fiscales fueron solo de 250 millones, comparados con los gastos originados por la guerra de 2.5 billones. Antes de la creación de la RPCh en 1949, la moneda en circulación era 120 billones superior que en 1936. El país poseía el puesto 40 de PBI en el mundo y se esforzaba por proveer con suficiente alimento, vestimenta y otras necesidades básicas al país más poblado del planeta.

El Partido heredó una tasa cercana al 80% de analfabetismo, entre jóvenes y adultos en un rango etario de 12 a 40 años que carecían de instalaciones educacionales que cumpliesen los objetivos mínimos curriculares. Sin embargo, los líderes y activistas del Partido poseían el coraje, la moral y los sueños necesarios para construir la nación como la más próspera del mundo.

Solamente basados en el mero coraje y moral, el PCCh ha liderado a China logrando acercarse a la esencia de su sueño en la última centuria. Con su PBI de $15.66 billones en 2020, China posee actualmente la segunda mayor economía en cuanto a PBI nominal desde 2010, y la mayor economía en paridad de poder adquisitivo desde 2014, con perspectivas de convertirse en la mayor economía en PBI nominal para 2028.

La economía con crecimiento más rápido del mundo, con índices promedio de crecimiento del 10% en los últimos 30 años, posee 6 de los 19 centros financieros más competitivos, que incluyen a Shanghai, Hong Kong, Beijing y Shenzhen (más que cualquier otro país). China tiene tres mercados bursátiles en el top 10 mundial -Shanghai, Hong Kong, y Shenzhen– tanto por capitalización de mercado como por volumen comercial.

El país posee recursos naturales con un volumen comercial por un valor estimado de 23 billones de dólares, el 90% consiste en carbón y tierras raras. China también pose el mayor caudal de activos en el sector bancario, alrededor de 45.838 billones de dólares (309.41 billones de yuanes) con un total de depósitos y pasivos por 42.063.

Imagen: Xinhua

Así como a finales del mes de junio de 2020, el stock de IED en China alcanzó a 2.947 billones de dólares, y la salida de stock de IED de China se mantuvo en 2.128 billones. El total de activos extranjeros pertenecientes a China alcanzó 7.860 billones de dólares y sus pasivos financieros extranjeros a $5.716 billones. China es el mayor receptor de inversiones directas extranjeras en el mundo en el año 2020, al recibir ingresos por $163 mil millones.

En cuanto al año 2020, China pose el mayor número de billonarios y millonarios del mundo. De acuerdo al “Global Wealth Report” emitido por Credit Suisse Group en el año 2019, China sobrepasó a los Estados Unidos en patrimonio del top ten el 10% de la población mundial. Desde 2020, China es el hogar de las compañías más grandes que figuran en el “Fortune Global 500”, y 129 tienen sus oficinas centrales en China.

China también es el hogar de más de 200 sociedades startups privadas tecnológicas (tech unicorns), cada una con una valuación de más de mil millones de dólares, el número más alto en el mundo. China posee las reservas de cambio mundiales más grandes por valor de $3.1 billones, pero si se incluyen los bienes de los bancos estatales, el valor de las reservas de China aumenta a casi $4 billones.

China tiene la mayor economía manufacturera y de exportación de bienes. También es el mercado con mayor aumento de consumo del mundo y el segundo importador de bienes. Es la mayor plaza comercial en el mundo y juega un rol prominente en el comercio internacional.

China se encuentra globalmente en los primeros puestos en patentes, modelos utilitarios, marcas registradas, diseños industriales y exportación de bienes creativos, así como también se posiciona en el segundo y cuarto puesto en las categorías del top 5 global en ciencia y tecnología, lo que representa mucho más que otros países. A fines de abril de 2021, los usuarios de 5G en China sobrepasaron los 300 millones.

El programa de exploración de la luna de China es el epitome de su desarrollo diversificado y asombroso. Con un éxito tras otro en la exploración de la luna, llamando la atención global, China ha llevado a cabo exitosamente la misión de tres fases de la sonda lunar gracias al retorno a la tierra del “Change 5” con muestras lunares en diciembre 17 de 2020.

La misión convirtió a China en el tercer país en traer de regreso muestras de la luna, luego de los logros de los Estados Unidos y la antigua Unión Soviética. La misión ha acercado a China a la realización de su objetivo final que consiste en la exploración de la Luna. Con los éxitos históricos logrados por el “Chang’e 5”, China casi está sobre la luna y piensa que el logro es un gran salto para sus sueños sobre la luna y el espacio. El país es optimista en el logro de la siguiente fase del programa para la exploración de la luna, que se completaría poniendo un hombre en la luna para el año 2030.

Con un total de 11 misiones, China espera completar la construcción de su estación espacial, la primera en su clase construida por un solo país para el próximo año. El país ya ha puesto su pie en la superficie de Marte. El robot de China descendió exitosamente en Marte. Su robot lleva a cabo una investigación exhaustiva sobre el planeta rojo.

El PCCh ha encaminado a China a tal crecimiento y desarrollo masivo introduciendo mayores cambios económicos desde la conocida Reforma y Apertura en 1978. Desde entonces el país ha sacado de la pobreza a más de 700 millones de personas, que significaría cerca del 70% de la reducción de pobreza global en ese período. De este modo, se libraron de la pobreza una década antes de 2030, que era la fecha planificada por la ONU. Gracias a esta política, China se ha convertido en un país con una renta media-alta.

Bajo la Iniciativa de la Franja y la Ruta (Belt and Road Initiative-BRI), el presidente Xi Jinping ha propagado el nuevo concepto de la cooperación de beneficio mutuo (win-win) contra la política suma-cero (zero-sum) en sus relaciones internacionales. Desde entonces la BRI ha contribuido al Desarrollo regional y global. La iniciativa ha cambiado las normas a largo plazo de las relaciones internacionales que daban prevalencia a la ganancia de los países más poderosos.

El BRI ha cambiado el guion en cuanto a la forma de lidiar con la globalización y el multilateralismo al introducir el principio de la cooperación de beneficio mutuo. Brinda perspectivas que pueden cambiar el destino de toda la humanidad, independientemente de los países o regiones. El BRI nunca tendrá intenciones ocultas de parte de quién propone, China; sino que es una herramienta efectiva para construir una comunidad de destino común para la humanidad.

Durante los días oscuros de la pandemia del COVID-19, China ha emergido como un amigo sin paralelismos de la humanidad. Fue el primer país en garantizar sus vacunas como un bien público global y ha cumplido con su compromiso. China se encuentra trabajando duro al contribuir al acceso y la asequibilidad de las vacunas para los países en desarrollo. El país hasta el momento ha provisto la asistencia de vacunas a 80 países en desarrollo y exportado dosis a más de 50 países.

Imagen: Xinhua

China ya ha suministrado equipo médico a más de 150 países y 13 organizaciones internacionales para la lucha contra el virus. También se encuentra trabajando en conjunto a países en Desarrollo por medio de la transferencia de tecnología y producción junto a ellos. El país proveerá una ayuda adicional de 3 mil millones de dólares en los próximos tres años para apoyar  la recuperación económica y social sufrida por la pandemia de COVID-19 a otros países en desarrollo.

China ha suministrado 300 millones de dosis al mundo, y proveerá más vacunas utilizando lo mejor de sus habilidades. China apoya a las compañías de vacunas por medio de la transferencia de tecnología a otros países en desarrollo y lleva una producción conjunta con ellos.

Como muchos otros países en el mundo, Bangladesh es también un beneficiario de la asistencia y cooperación china en cuanto a la lucha contra el nuevo coronavirus. Como una nación amiga, Bangladesh ya ha recibido 1.1 millón de dosis de vacunas chinas como obsequio. China aspira a continuar con esta donación de vacunas a Bangladesh en el futuro.

China se las ha arreglado para vencer al virus en casa y surgió como el único salvador del casi devastado mundo por la maldición del COVID-19. El país ya ha administrado más de 1 mil millones de dosis de la vacuna en casa. China ha extendido sus manos para rescatar a otros países en un momento donde las grandes potencias han dado la espalda a la humanidad.

Ahora, es fácilmente comprensible que cuando el PCCh fundó la RPCh, las condiciones no eran las actuales en China. Enfrentando los océanos de retrocesos y desafíos, el PCCh ha guiado a China a su nivel actual. El Partido ha iniciado el viaje para convertir a China en un país socialista moderno para el año 2049, precisamente en el centenario de la fundación de la RPCh. Por ello el mundo le da el crédito del gran avance de China. Es ahora una verdad universal que China es lo que el PCCh ha hecho de ella.

* MdEnamul Hassan es el editor de noticias y periodista en China Media Group (CMG).