China permitirá tener hasta tres hijos a sus ciudadanos
Foto: Au Pair Shanghai
Este lunes 31 de mayo el Politburó del Comité Central del Partido Comunista Chino dio su aval a la posibilidad de tener hasta tres hijos para enfrentar la baja en la tasa de natalidad y el envejecimiento de su población. Conoce los datos que fundamentan esta decisión.

El anuncio histórico de permitir un tercer hijo por familia fue acompañado de un comunicado en el que se señala que se buscará “reducir el gasto de las familias en educación” y en “mejorar la tasa de mortalidad materna”. “Se requieren esfuerzos para mejorar los servicios de atención prenatal y posnatal, desarrollar un sistema universal de servicios de cuidado infantil y promover la igualdad en educación” se sostiene en el comunicado del PCCh.

La especialista Ye Liu comentó ante la agencia EFE que: “Hacen falta propuestas políticas concretas que aborden algunos de los obstáculos que impiden que las familias tengan más hijos. Entre ellos, el coste de tenerlos, pero también la discriminación laboral contra las mujeres en edad fértil o que tienen hijos pequeños”

La tendencia al envejecimiento poblacional a partir de la baja en la tasa de natalidad esta comenzado a generar una crisis demográfica en China. Por esa razón desde 2015 ya se había abolido la política del hijo único que regía en el país desde 1979.

En 2019 la tasa de natalidad llegó a 10,48 cada 1000 personas. Desde 2009 la tasa ya había caído un 12,31% y desde 1999 un 29,42%. En 2019 el 18% de la población ya tenía más de 60 años. Con esta tendencia en la tasa de natalidad y el envejecimiento de la población se estima que entre 2025 y 2030 en China comenzará a ver disminuir su población.

En 2050 según datos del ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social el país contará con más de 500 millones de personas mayores de 60 años. Y, según  un estudio de la revista científica The Lancet, a este ritmo la caída de la población total podría alcanzar hasta un 50% a finales del siglo XXI.

Durante los días de confinamiento en la pandemia en 2020 fue conocida la publicidad del gobierno chino que fomentaba que las familias tuvieran hijos recordando que se había flexibilizado la política del hijo único. La natalidad en China ha seguido disminuyendo en los últimos años a pesar de la política universal que habilitaba un segundo hijo y en 2020 cayó por cuarto año consecutivo con solo 12 millones de nacimientos.

El 11 de mayo pasado, la Dirección de Estadísticas de la República Popular China dio a conocer los primeros resultados del 7° Censo Nacional de Población, realizado en noviembre de 2020. Según los datos del Censo, la población china asciende a 1.443.497.378 habitantes. Los datos del Censo arrojaron que un hogar promedio en China se compone de 2,62 personas, lo que representa una disminución respecto de las 3,10 que componían un hogar promedio en 2010.

La principal preocupación del gobierno chino se vincula con la tasa de crecimiento demográfico, la cual está acercándose paulatina y peligrosamente a cero (o). La tasa de crecimiento demográfico de China se ubicó en torno al 0,53% anual, mientras que la tasa de crecimiento demográfico global se ubicó en 2019 en 1,1% (la tasa de la India es del 1,02%, y la de Estados Unidos del 0,8%).

En los análisis publicados por el gobierno chino, se señala que la tasa total de fecundidad de las mujeres en edad fértil fue de 1,3 (un nivel bajo comparado con el resto del mundo). Desde el gobierno chino se afirma que la tendencia general de disminución del número de nacimientos no cambiará fundamentalmente y la población total tenderá a un crecimiento nulo o incluso negativo en los próximos años. Para comenzar a revertir esa tendencia es que la política del tercer hijo comenzará a ser una realidad.