China reclama igualdad en el trato a periodistas y desmiente comunicado de Estados Unidos
Foto: CGTN
El reclamo fue realizado en el marco de la habitual conferencia de prensa brindada el lunes por el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Zhao Lijian.

Durante la conferencia se le preguntó al ministro si podía confirmar un comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos que decía que el Ministerio de Relaciones Exteriores chino le había comunicado a la embajada estadounidense en Beijing, que se revocó la renovación de acreditaciones de prensa de los periodistas estadounidenses que trabajan en China, y que esto se trataba de una represalia por el trato a los periodistas chinos en Estados Unidos.

Apelando a la igualdad, el respeto y beneficio mutuo Zhao Lijan respondió la primera pregunta que le formularon los periodistas: “Lo que dijo el portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos no tiene nada de cierto y está destinado a confundir al público.” Luego, pasó a explicar que China está renovando las tarjetas de prensa de CNN y de otros periodistas. Puntualizó que el trabajo de los periodistas en China no se verá afectado mientras se lleve adelante el trámite. También aclaró que esto ya le fue comunicado a Estados Unidos

Posteriormente, pasó a desarrollar un análisis sobre la escalada represiva de los Estados Unidos contra los medios chinos. Recordó que desde 2018 Estados Unidos viene retrasando, entorpeciendo e incluso negando visas a por lo menos 30 periodistas chinos. También dijo que Estados Unidos  “ha obligado a algunos medios de comunicación chinos a registrarse como ‘agentes extranjeros’ y ‘misiones extranjeras’, de hecho expulsó a 60 periodistas chinos y luego limitó las visas para todos a una estancia máxima de 90 días.”

Las visas de los periodistas chinos expiraron el 6 de agosto, y aunque solicitaron la extensión de la misma en los plazos establecidos siguen sin recibir respuestas del gobierno estadounidense.

Luego dijo que, pese a que Estados Unidos se autoproclama el campeón de la libertad de prensa, discriminó a los medios chinos e incluso llegó a usar periodistas como rehenes para presionar a China.

“Esto revela completamente la hipocresía de su llamada libertad de prensa y es un doble rasero y una hegemonía en plena exhibición” sentenció.

Subrayó que la respuesta china será siempre mostrar disposición para resolver el problema mediante el diálogo. Explicó que cuando se limitaron las visas a periodistas chinos en Estados Unidos, China no tuvo una respuesta confrontativa. Y, por último, cerró en tono de advertencia, “Instamos a los Estados Unidos a avanzar en la misma dirección con la parte china, (…) debería extender normalmente las visas para todos los periodistas chinos con sede en Estados Unidos lo antes posible. Para la parte china, todas las opciones están sobre la mesa y la parte estadounidense lo sabe muy claramente. Si Estados Unidos está empeñado en avanzar por el camino equivocado, China se verá obligada a tomar las reacciones necesarias y legítimas para salvaguardar firmemente sus derechos e intereses legítimos.”

Es necesario señalar que este nuevo reclamo de Beijing se da en el marco de una escalada de la tensión diplomática por parte de Washington. Son de público conocimiento las acciones tanto militares como diplomáticas llevadas adelante por la administración Trump contra la República Popular China en los últimos meses.