China refuerza su alianza con Siria y lo invita a adherirse a la Iniciativa de la Franja y la Ruta
Foto: Xinhua.
El canciller chino Wang Yi se reunió con el presidente sirio Bashar al-Assad en un encuentro de fuerte impacto geopolítico. Ambos líderes rechazaron las intervenciones occidentales y sellaron su compromiso para construir conjuntamente la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

El Ministro de Relaciones Exteriores y Consejero de Estado de China, Wang Yi, afirmó el domingo pasado que su país se opone a cualquier intento de buscar un cambio de régimen en la República Árabe Siria, y señaló que China impulsará la cooperación mutuamente beneficiosa con el país de Medio Oriente. Las declaraciones fueron realizadas durante una reunión que Wang Yi mantuvo con el presidente sirio Bashar al-Assad.

El canciller chino, además, reivindicó el gobierno de Assad, señalando que bajo su dirección “el pueblo sirio ha logrado valiosos logros en la lucha contra el terrorismo y oponerse a la interferencia externa”. “La reelección de Assad”, afirmó Wang, “refleja la fuerte confianza y apoyo del pueblo sirio”.

Sin hacer menciones específicas, aunque en clara alocución a las constantes intervenciones norteamericanas, Wang Yi aseveró que “las flagrantes intervenciones extranjeras en Siria han fracasado en el pasado y no tendrán éxito en el futuro”. En este sentido, Wang reafirmó el apoyo de China a Siria para salvaguardar la soberanía nacional, la integridad territorial y la dignidad nacional.

Wang Yi señaló también que su país apoya a Siria en su oposición a las sanciones unilaterales, y agregó que “el manejo de los problemas internos debe resolverse en el ámbito interno”. “El pueblo sirio es un pueblo digno”, sostuvo Wang, y “estará más unido y comprometido con la reconstrucción y revitalización de su país”.

El canciller chino prometió, a su vez, que China continuará enviando a Siria cargamentos con vacunas y material sanitario contra el Covid-19. Por otro lado, declaró que “China apoyará a Siria para mejorar el bienestar del pueblo sirio y acelerar el proceso de reconstrucción” del país, al tiempo que le dio la bienvenida a Siria para que “se convierta en un nuevo socio en la construcción conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta”.

Bashar al-Assad, por su parte, afirmó que Siria siempre ha considerado a China “como un socio y amigo sincero, está comprometida a profundizar su cooperación amistosa con China y apoya incondicionalmente a China en los asuntos relacionados con Taiwán, Xinjiang y Hong Kong”. Por otro lado, Assad expresó la esperanza de Siria de participar en la construcción conjunta de la BRI, fortalecer la cooperación con China en los campos de la economía, la ciencia, la cultura y la educación, y unirse en la lucha contra el terrorismo.