China toma medidas frente al alza de precios de las materias primas
El principal demandante de commodities del mundo busca desalentar conductas monopolísticas que distorsionen el precio de productos básicos.

Los precios de materias primas en China como el mineral de hierro, las barras de acero, el carbón y el cobre han subido a máximos históricos este mes. Desde comienzos de año hasta mediados de mayo los precios del acero y cobre, insumos fundamentales en la industria china, aumentaron más del 30% en un contexto de fuerte recuperación económica que en el primer trimestre del año creció 18,3% anualizado. Las políticas de estímulo ante la crisis de Covid-19 y los objetivos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, que llevaron al cierre de plantas  de producción obsoletas, respaldaron el aumento de precios en el mercado de futuros.

Ante esta situación la Comisión Nacional para la Reforma y el Desarrollo anunció una política de “tolerancia cero” ante las prácticas especulativas que puedan afectar el mercado de productos esenciales para la producción de otras mercancías industriales. Entre las medidas anunciadas por las autoridades del ente gubernamental se mencionan la supervisión de los contratos  de futuros y el mercado de contado, el acopio especulativo de mercancías y aquellas transacciones que salgan de lo normal.  Según informa la agencia Reuters: “Los reguladores de las ciudades de Shanghái y Tangshan advirtieron el viernes a las empresas siderúrgicas locales contra el aumento de precios, la colusión y la difusión de información de mercado falsa, tras un aumento de los precios a máximos históricos durante las últimas semanas”

Como resultado del anuncio, en el mercado de futuros de Dalian, el precio del mineral de hierro retrocedía un 10%, el precio de las barras de refuerzo de acero y las bobinas laminadas en caliente también descendió un 7% en la bolsa de Shanghái.  La preocupación oficial se centra en que el aumento de las materias primas no encarezca los productos producidos con ellas, desacelerando la recuperación económica en un contexto de alza importante de precios de commodities.

Vale recordar que China es el principal consumidor mundial de carbón, hierro y cobre por lo que las variaciones bruscas en  estos precios puedan afectar toda la cadena de valor industrial de un país que es potencia industrial.  Sin embargo los precios de las materias primas no solo están atados a la demanda china, también a los problemas en las cadenas de valor globales. En un mundo en el que todavía se busca escapar a los efectos de la pandemia se están tensionando los precios en el mercado de futuros de materias primas.

Sin embargo, los expertos vislumbran para el segundo semestre una  tendencia a la baja de los precios de productos básicos producto de las inversiones en estos sectores que aumentarían la oferta y una moderada política de estímulos por parte del gobierno chino.

La interferencia en el mercado de commodities es la segunda injerencia relevante del PCCh. La primera injerencia había sido cuando las máximas autoridades tomaron medidas respecto al mercado de criptomonedas que hizo desplomar el precio del bitcoin de manera dramática sumándole volatilidad a un mercado que se perfila como el protagonista del 2021.