¿Cómo convertir a Argentina en el destino turístico favorito de China?
Foto: HostelSur Latam
Para convertir a Argentina en meca del turismo chino y con el consiguiente ingreso masivo de divisas contribuir a superar por fin la histórica “restricción externa”, además de los 3 prerrequisitos enumerados en el artículo precedente (eliminar visados para ciudadanos chinos, mejorar la conectividad, y aunar fuerzas), es necesario generar estrategias inteligentes con líneas de acción concretas y sostenidas en el tiempo.

Para convertir a Argentina en meca del turismo chino es necesario generar estrategias inteligentes con líneas de acción concretas y sostenidas en el tiempo en las siguientes áreas:

1. Marketing & comunicación. Objetivamente Argentina es un país exótico, lejano y poco conocido fuera del mundo occidental y sobre todo hispanoparlante. Es fundamental posicionar el país en la mente de los viajeros y para lograrlo y construir una marca país sólida, vendible y comprable es clave la diferenciación. Identificar los productos turísticos verdaderamente “world class” con suficiente atractivo como para movilizar a los turistas a tomar dos vuelos intercontinentales y gastar una pequeña fortuna es el único camino a seguir. Continuar vendiendo Buenos Aires, mascarón de proa del país, con una postal de una medianera en un baldío ferroviario pintarrajeado de colores y con esculturas de plexiglás en La Boca es contraproducente, espanta turistas en lugar de atraerlos. Mientras tanto, incluso los argentinos ignoran que es la única ciudad del mundo con dos esculturas de Rodin en plena vía pública y que el Palacio Paz es la mayor residencia palaciega de todo el continente. Debemos enfocarnos en los atractivos “world class” porque competimos con París, con Río, con los Himalayas y con Canadá; y los recursos para promocionarlos así como la atención del consumidor son escasos.

Argentina tiene muchísimos atractivos de clase mundial, pero si tal o cual provincia o jurisdicción no los tuviera lo sabio es no promocionar nada de ahí ya que debilitaría la estrategia total de comunicación.

2.Estandarización. No habiendo existido nunca turismo masivo en Argentina siendo un privilegio de unos pocos países, la estandarización es un concepto poco conocido en lo que refiere al turismo. Consiste por un lado en generar circuitos turísticos continuos, listados y rankings de atracciones incontornables, listados de restaurantes, excursiones estándar, con precios, horarios y días de apertura fijos, con folletería y guías en chino e inglés, incluso con transporte especial; y por el otro asegurar una determinada calidad de los servicios turísticos a través de ratings (como las estrellas de los hoteles) pero aplicados a todo tipo de productos y servicios turísticos con control estatal para garantizar determinados niveles de excelencia. Shanghai es la ciudad que más ingresos por turismo recibe en el mundo, por sobre París y Londres, entre turismo interno y receptivo fue visitada por alrededor de 350.000.000 de turistas en 2019. Shanghai no tiene más atractivos que Buenos Aires, ni los tiene esparcidos en un área mayor por lo cual el riesgo de saturación era real; para lograr tal cantidad de turistas y gestionarlos eficientemente el gobierno local contrató los servicios de la consultora CITIC, para que ésta desarrollara una estrategia de estandarización que resultó a todas luces exitosa. La Perla del Oriente puede marcarnos el camino a seguir.

3. Educación. Esta es la principal ventaja comparativa de Argentina (junto con el patrimonio arquitectónico y la cultura de BA). Para convertir a la educación en ventaja competitiva es imprescindible fortalecer la educación universitaria (tanto pública como privada); ofrecer posgrados y carreras de grado íntegramente en inglés, establecer carreras inexistentes en otros países, fomentar la incorporación de las universidades locales en los rankings chinos y perfeccionarlas para que puedan escalar progresivamente en esos rankings. Fomentar el establecimiento de universidades chinas en Argentina y la doble titulación, negociar el reconocimiento en China de titulaciones argentinas, eliminar el requisito de visado para estudiantes chinos, convertir campus como los de la UBA y la Universidad de Córdoba en verdaderas ciudades universitarias internacionales con pabellones de países, residencias universitarias; fomentar colaboración público-privada entre entes de ambos países, ofrecer cursos hiperintensivos de castellano a sabiendas de que los estudiantes chinos son extremadamente aplicados y estudian 8, 10 o incluso 12 horas al día, etc.

4. Deportes y música (fútbol, polo, golf, ski, clásica y tango). Es conocida la ventaja comparativa de Argentina en fútbol con Maradona y Messi, pero otros países sin figuras propias de esa talla aprovecharon las nuestras y desarrollaron ventaja competitiva a partir de la importación de talento. Quizás el mercado chino sea la oportunidad para enriquecer a los clubes argentinos y permitir una mayor retención de talento. El Barça solo trascendió con Messi; en el equipo del momento, el PSG, Messi, Icardi, Di María, Paredes y hasta el DT, Pochettino son argentinos.

Algo similar sucede con el polo, es Argentina reconocida como capital global de este deporte con más de 1.200 campos de polo. Asumir la capitalidad mundial del polo y actuar en consecuencia permitirá volver a ser un destino de turistas de alto poder adquisitivo y gastos. Lo mismo con el golf. Aunque no es muy sabido Buenos Aires cuenta con alrededor de 200 campos de golf y de Argentina se dice que tiene más campos de golf que todo el resto de América latina combinada. Andalucía con una superficie equivalente a 4 veces las provincia de Tucumán, y casi igual a la de Corrientes es el principal destino turístico de golf de los 750.000.000 de europeos, pero tiene la mitad de campos de golf que Buenos Aires; y Tampa, la capital del golf de EEUU solo 90 campos. Además, por cuestiones climáticas en Argentina se puede jugar golf todo el año. No podemos desperdiciar el golf como ventaja comparativa. Con respecto al ski existe una ventaja comparativa y también competitiva. Argentina tiene incontestablemente la mayor cantidad de centros de deportes invernales del hemisferio sur, incluso sería posible esquiar todo el año en Tierra del Fuego con la ampliación de Cerro Castor hacia cumbres de mayor altura y con la tecnología adecuada. La omnipresente promoción en China de los JJOO Beijing 2022 de deportes invernales está convirtiendo lo que era un deporte de nicho en una actividad popular y la oportunidad es convertirnos en la meca de esos deportes a contra temporada. El tango y la clásica argentina también son nichos importantes, asociada la música académica europea y estadounidense al imperialismo occidental en China, que tanto dolor, pobreza y muerte produjo; la música académica argentina está en condiciones de intentar al menos en parte reemplazarla con un centenar de compositores destacados en los siglos XIX y XX desde Hargreaves y Berutti, Ginastera, Guastavino, Panizza, Williams, Kagel, Gianneo, Drangosch, Boero, un larguísimo etcétera a todos los vivos que día a día extienden nuestro acervo cultural. En sus especialidades Argerich y Borenboim son las máximas autoridades y reconocidos en China como en todo el mundo. Y qué decir del tango y Piazzolla

5. Terminar con las demoliciones de edificios patrimoniales, proteger, restaurar y promocionar TODO el patrimonio arquitectónico de Buenos Aires y las principales ciudades turísticas del país. La Capital es el principal atractivo turístico de Argentina y aún conserva un diferencial con respecto a la enorme mayoría de ciudades del mundo por la variedad de estilos arquitectónicos de sus edificios; esto a pesar de las continuas demoliciones de patrimonio arquitectónico que algunos estudiosos estiman del 80% de su anterior acervo. Nadie que viva o frecuente Buenos Aires y otras ciudades del país puede ser ajeno al verdadero genocidio arquitectónico que sufrieron y están sufriendo. Sin terremotos, ni bombardeos, todas las postales de principios del siglo XX fueron arrasadas o desfiguradas. Urge tomar cartas en el asunto ante el riesgo inminente de pérdida de carácter e identidad de las ciudades por la demolición indiscriminada de edificios y viviendas patrimoniales, así como por modificaciones de espacios públicos y monumentos que son verdaderos ultrajes a la estética y terminan convirtiendo lugares identificables y atractivos en no-lugares.

Fuente: HostelSur Latam

Si Argentina asume el desafío de convertirse en una potencia del turismo receptivo y destino preferente de turismo chino tiene ventajas comparativas de sobra, incluso algunas competitivas.

Partir de diagnósticos precisos y sin autocomplacencia; planificar concienzuda y profesionalmente, delegando lo que no se domine es el principio. El trabajo será arduo y solo será exitoso si es colaborativo, transversal, constante, pragmático y valiente, atento a las “mejores prácticas” de otros y a la vez creativo, pero el resultado será terminar de una vez y para siempre con la “restricción externa” que sofoca nuestro crecimiento y que por la vía de los problemas monetarios, deuda, devaluaciones e inflación que empobreció y cercenó nuestro desarrollo.