¿Cómo es la “agricultura inteligente” en China?
Agricultura de precisión, inteligencia artificial, drones, robots, la nube…todas herramientas utilizadas por China para la producción agrícola.

China ha venido experimentando cambios en las últimas décadas, transformando sus procesos de producción. La agricultura tradicional no se ha quedado atrás, deviniendo en una “agricultura inteligente”, donde el enfoque de precisión y mecanización ahorran tiempo y dinero a los agricultores, y la inteligencia artificial y el Big Data mejoran la eficiencia de los procesos productivos agrícolas.

Shi Yun, investigador del Instituto de Recursos Agrícolas y Planificación Regional de la Academia China de Ciencias Agrícolas, asegura que China seguirá en este proceso de mejora de los procesos productivos en busca de una agricultura totalmente mecanizada, automatizada y digital, utilizando tecnologías agrícolas inteligentes y de precisión.

La agricultura de precisión es un sistema de gestión agrícola destinado a optimizar los insumos para lograr los mayores beneficios económicos y ambientales, utilizando tecnologías que incluyen la detección remota y la navegación por satélite, dijo Shi. Es un concepto que se formuló en EE. UU. en la década de los 90, en búsqueda de la reducción de los costos laborales, ahorro de agua, fertilizantes, pesticidas y la reducción de errores innecesarios.

Desde 2012, China ha incluido la agricultura inteligente en un documento anual titulado “Documento Central Número Uno”, donde se sientan las bases de los objetivos perseguidos en agricultura para 13 áreas geográficas, incluyendo Beijing, la provincia de Heilongjiang y la región autónoma de Xinjiang Uygur.

El experto Shi Yun comenta que el riego por precisión ha mejorado la eficiencia en los campos de cultivos, específicamente en Xinjiang, donde se produce el 80% del algodón del país. Al aumentar la temperatura del suelo, almacenar agua y controlar enfermedades, se controla también el consumo de agua y fertilizantes, mejorando la calidad del producto final. Además, según China Science Communication, con esta técnica se reducen un 35% en promedio los insumos necesarios.

Asimismo, los drones de protección de plantas y los robots de cosecha, como parte de la agricultura por precisión, están reduciendo los costos, incentivando el ahorro, aumentando los ingresos de los agricultores y reduciendo las pérdidas causadas por desastres naturales, dijo Shi.

El principal fabricante de drones agrícolas en China es la compañía XAG, quien coopera con el gigante Alibaba Cloud. Con estas nuevas tecnologías y el almacenamiento en la nube, han establecido una red de navegación de tierras agrícolas, donde los drones pueden generar rutas automáticas y rociar con precisión.

Estos drones agrícolas, vuelan los campos y, junto con la nube y la inteligencia artificial, analizan el crecimiento de las plantas, enfermedades, plagas y malas hierbas, lo cual brinda un fluir de información constante y estandarizado que permite llevar a cabo operaciones específicas para reducir las amenazan en etapas iniciales.

XAG reporta en un informe de responsabilidad social, en cooperación con Alibaba Cloud, que han ayudado a más de 4 millones de agricultores a hacer frente a la escasez de mano de obra y el aumento de costos.

Sin embargo, entre los principales desafíos que se presentan, se pueden mencionar que los componentes de los sensores son importados, por lo que el crecimiento del sector se ve limitado por este factor, y que es necesaria una mejora en la adaptación de las herramientas tecnológicas a las distintas condiciones locales.

China es medianamente nueva en aplicar estas tecnologías en los campos agrícolas, lo cual presenta sus dificultades, pero una de sus principales motivaciones para continuar con la innovación en áreas rurales es garantizar la seguridad alimentaria nacional y así poder continuar con la lucha contra la pobreza en zonas rurales.