14.2 C
Buenos Aires
31.9 C
Beijing
domingo, junio 16, 2024

Crece la tensión entre China y EE.UU. tras las acusaciones de un “globo espía”

Medios de EE.UU. especularon con la presencia de un globo de vigilancia chino en su espacio aéreo, complejizando las ya tirantes relaciones entre ambos estados.

El pasado 2 de febrero el Pentágono denunció haber detectado un “globo espía chino” sobrevolando Montana. El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China clarificó que se trata de un dirigible civil, utilizado con fines de investigación meteorológica, que se desvió de su ruta por la influencia de fuertes vientos desde el oeste.

El vocero agregó que China lamenta que el dirigible haya entrado en el espacio aéreo norteamericano y que continuará las comunicaciones con Estados Unidos sobre este asunto.

Medios norteamericanos como el New York Times reportaron sobre las intenciones del gobierno estadounidense de derribar el globo, que mide aproximadamente el tamaño de tres autobuses. Esta acción fue primeramente descartada por temor a los daños civiles que podría ocasionar, aunque finalmente el presidente Biden ordenó derribarlo.

Mientras el gobierno de Estados Unidos afirma que no es la primera vez que China envía «globos espías», un oficial administrativo del Pentágono declaró ante los medio que el globo detectado no representa una amenaza y tiene poca capacidad de colectar información de inteligencia.

El incidente ocurrió días después de que Estados Unidos anunciara el viaje a China del Secretario de Estado, Antony J. Blinken, la primera en su tipo en 6 años, visita que fue pospuesta ante la aparición del «globo».

Las anticipadas acusaciones por parte del gobierno norteamericano se suman a una serie de provocaciones que han aumentado la tensión entre ambos países, incluyendo la visita de Nancy Pelosi a la isla de Taiwán y el incremento de la presencia militar de Estados Unidos en Asia del Este y el Sudeste Asiático. A  lo antedicho se suma el enfrentamiento comercial, recientemente avivado por la guerra de los chips, la cual no solo tiene efectos negativos en gigantes tecnológicos chinos como Huawei, sino también en las empresas de semiconductores norteamericanas.

La necesidad de mejores relaciones entre ambas potencias es un asunto de interés global, y episodios como este cierran parcialmente la ventada de oportunidad de un mejor entendimiento.

+ posts

Máster en Economía y Ciencias Políticas (ESEADE: Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas), Licenciada en Gobierno y Relaciones Internacionales (UADE: Universidad Argentina de la Empresa). Instituto de Artes y Ciencias de la Diversidad Cultural (IDEIA), Universidad Nacional Tres de Febrero/CONICET, Argentina.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

LRC EN REDES

MÁS LEÍDAS