Crisis energética: ¿qué pasa con los apagones en China?
Foto: Fotografía propia
La crisis energética que atraviesa China impactó en hogares y en fabricas que sufrieron los cortes de luz.

En China, la subida de los precios del carbón, el aumento de la demanda de electricidad y sobre todo la estricta aplicación de las normas medioambientales para reducir las emisiones de carbono están obligando a unas 20 regiones a cortar el suministro eléctrico a fábricas y también a hogares. China, al ser un país en desarrollo, ha dependido del carbón para la generación de electricidad, aunque lleva tiempo apostando hacia energías más limpias como la eólica y la solar.
Las empresas del corazón industrial del país ya recibieron la orden de limitar su consumo energético para asegurar el funcionamiento de China.

El freno productivo a causa de la pandemia, la tensión geopolítica con Australia y el compromiso que lleva adelante el gobierno chino para reducir la emisión de carbono, devinieron en esta crisis energética. O al menos estos factores serían a priori los que se barajan como posibles causas.
Desde hace varias semanas, son 20 de las 31 provincias que aplicaron medidas de racionamiento, especialmente las del sureste, el corazón económico.
Las enormes industrias manufactureras son las primeras en verse afectadas. Las fundiciones de aluminio y los productores textiles especialmente recibieron la orden de reducir sus actividades y, en ocasiones, de cerrarlas por completo. En total, el 44% de las industrias del país están afectadas

Además de las fabricas, las zonas residenciales también se ven afectadas por los cortes de electricidad, algo que no ocurría desde hace casi una década. Algunas provincias exigieron a los residentes que utilicen la luz natural y limiten el uso de aires acondicionados y ascensores.

La situación es tan tensa en algunas zonas que las ciudades han tenido que apagar los semáforos para evitar un colapso de la red eléctrica.