¿Cuáles serán los ejes de la política exterior china en 2021?
Foto: Chris Ratcliffe (EFE)
Hacer frente a los efectos económicos y sanitarios de la pandemia será uno de los ejes principales de la política externa de Europa, los Estados Unidos y gran parte del Sur Global. Ahora bien, ¿Cuáles serán los ejes de la política exterior de China para 2021? En este artículo te presentamos algunos de los ejes principales.

El gobierno chino, a través de su canciller Wang Yi, publico hace algunos días un documento titulado “Asumir nuestra responsabilidad de confrontar los desafíos para iniciar la nueva marcha de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas”, donde se hace un repaso de la agenda exterior del país en 2020 y se trazan los principales desafíos y objetivos de la política externa china para 2021.

En este documento, el gobierno chino caracteriza al periodo actual como “repleto de turbulencias y cambios” y afirma que “se están acelerando la reconfiguración del orden internacional y la revolución tecnológica e industrial“, lo que conlleva una gran responsabilidad para todos los países emergentes y en desarrollo. En este “punto de inflexión histórico“, China apuesta por “la unidad y no la división, por la apertura y no el enclaustramiento, y por la cooperación y no la confrontación“, frente al “fantasma de la política de la fuerza y la mentalidad de la guerra fría, sumado a las prácticas inescrupulosas del unilateralismo y el proteccionismo“.

Acá te dejamos algunos de los puntos principales del documento:

  1. Tanto la política interna como externa del país estarán marcadas por un hecho de gran transcendencia para el pueblo chino: el centenario de la fundación del Partido Comunista de China. En este marco, el documento señala que “debemos seguir contando al mundo cómo el Partido Comunista de China ha gobernado el país, cómo el pueblo chino ha luchado por materializar nuestro sueño, y cómo China ha honrado nuestro compromiso con el desarrollo pacífico, de manera que se conozca mejor las aspiraciones originales y misiones del Partido Comunista de China y se entienda el socialismo con peculiaridades chinas”. De esta forma, y en el marco de una fuerte campaña de sinofobia encarada por medios occidentales, se espera que el gobierno chino realice importantes campañas de visibilización de los resultados de su política económica y social, el desarrollo interno de China, etc. A su vez, el documento señala que “siempre tendremos presente nuestro objetivo fundacional de trabajar por el bienestar del pueblo chino y el progreso de toda la humanidad“.
  1. El 2021 marcará también el comienzo del XIV Plan Quinquenal, en el cual China se plantea “articular mejor la conexión entre el mercado doméstico y el internacional”. En el documento, se sostiene que China va a “contribuir a la recuperación económica global mediante nuestro propio desarrollo y compartir con los demás los dividendos de nuestro desarrollo“. A su vez, se afirma que el gobierno chino continuará oponiéndose a toda forma de proteccionismo a nivel internacional.
  2. La lucha global contra la pandemia de Covid-19 continuará siendo uno de los vectores de la política externa China en 2021. En ese sentido, el documento señala que “vamos a establecer con más países mecanismos de control y tratamiento conjuntos y desplegar la cooperación internacional en vacunas”, además de reafirmar que “vamos a cumplir nuestro compromiso de hacer de las vacunas chinas contra COVID-19, una vez desarrolladas, bienes públicos globales“. De este modo, se esperan arduas disputas políticas y simbólicas en torno a las vacunas de Covid-19, a la vez que China continuará gestionando el envío de sus vacunas a distintos países de los cinco continentes.
  3. Otro de los puntos centrales mencionados en el documento es la Iniciativa de la Franja y la Ruta. El gobierno chino sostiene que no se escatimarán “esfuerzos en impulsar la construcción conjunta de la Franja y la Ruta de alta calidad y de la Ruta de la Seda de la Salud, digital y verde, con vistas a beneficiar a más países y pueblos“. En este marco, se espera un crecimiento tanto de los países que se incorporen a la iniciativa (Argentina podría ser uno de ellos) como del presupuesto para el financiamiento de obras de infraestructura, que ya tuvo un récord en 2020 y se espera un crecimiento todavía mayor en 2021.
  4. En el documento queda claro que el gran aliado de China a nivel internacional es Rusia: “la unidad y la amistad entre China y Rusia son tan sólidas e inquebrantables como montañas”, se afirma. En este sentido, el gobierno chino señaló que se profundizará “la coordinación estratégica integral con Rusia, con el objeto de hacer de China y Rusia un pilar para la paz y seguridad mundiales y la estabilidad estratégica global”.
  5. En relación a Europa, el documento sostiene que se buscará incrementar “la confianza mutua y los consensos con Europa, ampliar la cooperación sustancial y orientar las relaciones sino-europeas a un desarrollo de mejor calidad”. En este marco, el 2021 probablemente este atravesado por la puesta en la vigor del Acuerdo general de inversiones que China y la Unión Europea firmaron en diciembre pasado.
  6. Otro punto importante del documento es el referente a la relación con Estados Unidos, que según el gobierno chino atraviesa “el momento más álgido de los últimos más de 40 años de relaciones diplomáticas“. En este marco, el documento sostiene que China exhortará “a Estados Unidos a regresar a una política racional hacia China, y a encontrarse a medio camino con China para resumir las experiencias, aprender de las lecciones, reanudar diálogos, retomar la cooperación y reconstruir la confianza mutua, a fin de poner los lazos sino-estadounidenses en un esquema estratégico de desarrollo sano y estable y de convivencia pacífica entre países de diferentes sistemas sociales“.
  7. Por otro lado, también hay menciones para sus países vecinos. En el documento, se señala que “vamos a impulsar la pronta entrada en vigor e implementación de la Asociación Económica Regional Integral, promover el proceso de libre comercio entre China, Japón y la República de Corea“.
  8. En varios pasajes del documento se hace referencia a la posición china sobre las instituciones y mecanismos de gobernanza global. En líneas generales, el documento sostiene que “China defiende el sistema internacional centrado en la ONU, el orden internacional basado en el derecho internacional y el sistema multilateral de comercio cimentado en la OMC”, al tiempo que “llama por una mayor democratización de las relaciones internacionales y una globalización económica más abierta, inclusiva, equilibrada y de beneficios generalizados y ganancia compartida”. En este marco, el gobierno chino afirma que “seguirá apostando por el multilateralismo, la apertura, la inclusión, la cooperación y la ganancia compartida, avanzando al paso de los tiempos, haciendo valer el papel central de los órganos de la ONU en los asuntos internacionales”. Por otro lado, se afirma explícitamente que se reforzará “la cooperación con otras partes en los marcos de G20, APEC, OCS y BRICS”. Entre los desafíos más importantes a nivel internacional, se mencionan “el cambio climático, la ciberseguridad, la salud pública […], elaborar las reglas de gobernanza digital, y construir un sistema de gobernanza global más justo y razonable“.
  9. Finalmente, a lo largo de todo el documento queda expresado el objetivo estratégico del gobierno chino para la diplomacia internacional: “construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad“. En este sentido, el documento señala que China va a “seguir promoviendo la superación de las diferencias en ideologías, sistemas sociales y etapas de desarrollo, y velando por los valores comunes de toda la humanidad como la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad, en un esfuerzo mancomunado por construir un mundo abierto, inclusivo, limpio, hermoso, de paz duradera, seguridad universal y prosperidad compartida”.