25.1 C
Buenos Aires
-5.1 C
Beijing
viernes, marzo 1, 2024

El arte cooperativo del Su Xiu: ¿De qué se trata?

El emblema milenario chino que nació para la guerra y hoy se puede apreciar en los museos. ¿Cuál es la historia de los bordados de Suzhou? y mucho más.

La ciudad de Suzhou, a quienes algunos llaman la Venecia de oriente, está ubicada al
este de China y se constituye como un paradero para turistas chinos o muy avezados.
Abrazada por el lago Taihu y con tierras de excelente calidad, esta ciudad ha dado origen a una de las artes más emblemáticas del país: el bordado suxiu (苏绣).

Las características geográficas y climáticas de la ciudad de Suzhou la convirtieron en un lugar ideal para el desarrollo de la sedería, llegando incluso a fomentar la crianza
hogareña de orugas de la seda. Con esta seda, teñida de distintos colores, se fabrican los hilos que componen el bordado. El suxiu se caracteriza por su delicadeza y elegancia, tanto en el resultado como en la técnica. Esta última requiere de atención meticulosa a todos los detalles.

Las bordadoras dividen el hilo, a mano, en varias decenas de hebras de hasta 48 veces menores que el diámetro original, tan finas que son difíciles de ver a simple vista, y sólo utilizan una de ellas para la producción. El resultado de este trabajo es un bordado que a simple vista parece una pintura. Esto le otorga al bordado suxiu su unicidad y prestigio. Un ejemplo del detalle puesto en esta labor es el bordado de los ojos de los personajes: Éstos se bordan a través de puntadas de aguja, realizadas desde diferentes direcciones, que permiten al espectador experimentar distintas sensaciones visuales según la perspectiva.

Inicialmente, las imágenes se bordaban por una de las caras de la tela. Sin embargo, en la segunda mitad de la dinastía Qing (清, 1644-1911), las bordadoras de Suzhou idearon una técnica que posibilitó bordar las imágenes por ambas caras. Esto les permitió aplicar el bordado a distintos objetos, como pañuelos, abanicos, monederos, etc. Además, durante los últimos años de la dinastía Qing, el bordado recibió la influencia del realismo occidental, lo que impulsó a las bordadoras representar de manera fidedigna la realidad, permitiendo así expandir los detalles de la cultura de Suzhou a todas partes del mundo.

Un arte comunitario

Como sucede en distintos aspectos de nuestras vidas, el suxiu nace primeramente como técnica para elaborar banderas de batalla. Mientras los hombres eran llamados a la guerra, las mujeres de Suzhou se dedicaban a aprender este arte, pues se creía que era una actividad que representaba las características que se esperaban de una dama
refinada.

En la China antigua, eran muchas las familias que valoraban la habilidad para bordar al momento de decidir con qué mujer se casarían sus herederos, ya que se consideraba que esta capacidad reflejaba la moral de la mujer. Así también, el bordado era usado por las mujeres para demostrarle sus sentimientos a sus enamorados.

Una de las características más interesantes del bordado de Suzhou es su aspecto
comunitario. El mismo Xi Jinping ha expresado en una visita a la ciudad: «A través del
bordado de Suzhou, podemos observar cómo la cultura tradicional china ha sido
heredada de generación en generación». Si bien el bordado en sí es un acto
individual, toda la comunidad aporta cooperativamente, desde la crianza de gusanos y el teñido de los hilos hasta la clasificación de las hebras y el enhebrado de las agujas. Todo es realizado entre la familia y los vecinos. Sobre este aspecto, el mandatario también ha declarado: «Esto simboliza la resiliencia, la paciencia y la perseverancia del pueblo chino, lo cual es parte del espíritu nacional chino».

En el año 1990, después de un largo trabajo por recuperar esta tradición, la artista Juying Lu fue nombrada encargada de desarrollar y ampliar este arte en la ciudad de Suzhou. Por este motivo, se le asignaron fondos para la construcción de edificios para talleres y salas de exposición. Hoy, la ciudad cuenta con un distrito prácticamente dominado por las salas de exposición de bordado. Si bien el suxiu cuenta con más de 2500 años, recién en 2006 fue declarado patrimonio
cultural.

+ posts

Actriz y estudiante de la Licenciatura en comunicación social en la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

+ posts

Medica

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

LRC EN REDES

MÁS LEÍDAS