El auge del “turismo rojo” en China
Foto: Pixabay
“Las puertas de más museos se abrirán al público de forma gratuita y se desarrollarán más productos culturales y creativos de reliquias revolucionarias” Ministro de Turismo y cultura de China

Artículo extraído de Xinhua. Editor: Liangyu

Traducción: Tania Giacomelli

China intensificó los esfuerzos para promover el “turismo rojo”. Un turismo que se distingue por las visitas a los sitios importantes para la historia de la revolución, comentó el ministro de cultura y turismo.

Las puertas de más museos se abrirán al público de forma gratuita y se desarrollarán más productos culturales y creativos de reliquias revolucionarias, agregó el ministro.

Además, con el fin de atraer a más estudiantes y miembros del Partido Comunista chino (PCCh) para que se involucren con la historia revolucionaria del país, se fomenta una mayor cooperación entre los sitios de turismo rojo y las escuelas cercanas, los comités del partido e instituciones gubernamentales.

China tiene registrados 33.315 sitios y reliquias relacionados con la revolución. Las estadísticas muestran que, cada año, se realizan en promedio más de 800 millones de viajes de turismo rojo.

En los últimos años, el turismo rojo adquirió mayor popularidad en China. En la ciudad de Jinggangshan en la provincia de Jiangxi del este de China, lugar donde se llevaron a cabo las primeras actividades revolucionarias del PCCh, los turistas, vestidos con uniformes del Ejército Rojo, visitan los sitios en donde alguna vez vivieron y trabajaron personajes de la revolución.

En los primeros diez meses de 2018, Jinggangshan recibió más de diez millones de turistas, lo que generó un ingreso de más de diez billones de yuanes (USD 1.490 millones), cerca del diez por ciento más interanual, según las cifras del gobierno local.