El boom de commodities: ¿quiénes son los ganadores y los perdedores?
Foto: mercopress
La reapertura progresiva de las economías, el aumento del consumo, la inflación y los problemas en las cadenas de suministro globales, traen como consecuencia un aumento de las materias primas. ¿quienes se benefician y quienes se perjudican con el boom de los commodities?

El Bloomberg Commodity Spot Index (S&P GSCI) compara los precios de 24 materias primas a nivel mundial, incluidas granos, metales industriales, metales preciosos, energía y ganado. Según el índice, los precios de las materias primas se encuentran un 50% por arriba de los niveles de marzo 2020, cuando la pandemia empezaba a propagarse por el mundo. Y, en la primera mitad de 2021, el incremento fue de 31,4%.

La aceleración de precios de commdities a nivel mundial esta vinculada, en gran medida, por la necesidad de abastecimiento de China. La preocupación por la seguridad alimentaria y energética del gigante asiático conlleva al fortalecimiento de nuevos proyectos globales como la Ruta de la Seda, pero también a la regularización de aquellas economía cuya balanza comercial depende de China.

Este boom de las commodities abre la brecha entre aquellos países que se benefician con la suba de precios versus aquellos que sufren un aumento de costos por su dependencia de las materias primas.

Los exportadores de petróleo, junto con los de granos, son los grandes ganadores, con un repunte del 50% en lo que va del año.

Un sondeo de Bloomberg sobre 45 países prevé que los productores de gas y petróleo del Golfo Pérsico, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Catar y Arabia Saudita sean los más beneficiados con una suba en las exportaciones de 12,2%, 11,9% y 8,2% puntos del PBI, respecto a 2020.

A nivel regional, se espera que Chile (3,5%), Brasil (3,4%), la Argentina (2,4%), Perú (2,3%) y Colombia (1,6%) también se vean beneficiados por el boom de las commodities.

Los cinco mayores perdedores estarán en Asia, con países como Vietnam (-4%) y Bangladesh (-4%) afectados especialmente por el aumento del combustible y de alimentos. Japón (-0,9%) y la mayoría de los países europeos -Austria (-0,2%), Bélgica (-0,3%), Reino Unido (-0,4%), Suiza (-0,4), Países Bajos (-0,5%), Francia (-0,7%), Alemania (-0,7%), Italia (-0,9%) y España (-1%)- forman parte de aquellos países que estarán obligados a gastar más en sus importaciones de productos básicos.

En el caso de Argentina, basada en una estructura económica agropecuaria y agroindustrial, el aumento de los commodities condiciona su relaciones comerciales y financieras con el resto de los países, y la ubica en un lugar clave. Según datos del INDEC, las manufacturas de origen agropecuario constituyen el 43% de las exportaciones, dirigidas principalmente hacia China. Mientras que Estados Unidos es uno de los mayores exportadores de soja, China es el principal importador. El comercio con Brasil, según el INDEC, esta dominado por la industria automotriz, en el caso de China por el complejo sojero y el comercio con Estados Unidos por el minero y el petroquímico.