El color rojo en China
Foto: Downtown Eastside Women's Centre
Desde tiempos inmemorables el rojo es un color omnipresente en la historia y la cultura China.

El rojo o 红 (hóng) es un color muy preciado para la identidad nacional china. Lo encontramos desde lugares tan ancestrales como la Ciudad Prohibida, hasta inundando las calles de los pueblos y ciudades de todo el país. Es parte indisoluble de su arquitectura, de sus decorados exteriores, pero así también de los ámbitos privados en la intimidad del hogar. Circula de mano en mano en billetes de 100 yuanes, y está presente en los sellos de tinta roja. Lo veremos al inaugurar un negocio comercial, en la bandera nacional, y también subido al escenario, en las máscaras tradicionales de los personajes de la Opera de Pekín.
En cualquier recorrido por el país, ya sea real o virtual, en fotos o películas, China se nos presenta roja, y el rojo se asocia con el país, tanto, como su arte culinario está asociado a la cultura del país, la que, no de manera casual, se sazona con picante de color… rojo.
Asimismo, este color predomina en eventos importantes de la cultura, como la celebración del Año Nuevo Chino, una boda tradicional, un cumpleaños, y en conmemoraciones especiales, como la Danza del León y el Festival de los Faroles.

Fuente: blog.vipkid.com

El rojo simboliza la buena suerte, el éxito; el amor y atrae fortuna. Existe una costumbre arraigada de regalar sobres de color rojo –llamados 红包(hóngbāo)– en los cuales se coloca dinero. En este caso, simboliza tanto la buena fortuna, como la protección que ahuyenta malos espíritus. Son sobres que se obsequian en fiestas muy especiales, como el Año Nuevo Chino, una boda, u cualquier evento familiar especial.
El rojo, o 红 (hóng) está presente incluso en el idioma; acompaña a los adjetivos que suelen tener un significado positivo, como es el caso de: 一红了 (yī hóng le) que se entiende como una persona exitosa. Además, se encuentra en expresiones como: 面红耳赤 (miànhóng’ěrchì), “rostro y orejas rojas”, en el sentido de sonrojarse por emoción o vergüenza.

© Mark Parren Taylor 2012

Quizás la importancia de este color tenga su origen en la “teoría de los cinco elementos”, según la cual el universo y los procesos naturales son una manifestación de la energía vital (气 qì). Conforme al principio del Yīnyáng 阴阳 (principios opuestos de la naturaleza) tan conocido y referido en Occidente, los ciclos que regulan la naturaleza están compuestos por cinco elementos: fuego, agua, madera, tierra y metal.

Así, el color negro corresponde al elemento agua; el blanco al metal; el verde al elemento madera; el amarillo pertenece al elemento tierra; y el color rojo al fuego 火 (Huo), que, para la cultura china, simboliza la buena vida y la felicidad.