El fenómeno de los OVNI en China
Foto: Eleconomista.es
El fenómeno de los objetos voladores no identificados (OVNI) genera interés en China. El Ejercito Popular de Liberación se propone aportar a la identificación de estos fenómenos.

Haciendo foco en China, no hay demasiados registros disponibles sobre este fenómeno en la antigüedad de este país. Sin embargo, existen algunos autores que proponen la hipótesis de una presencia que data de la época de las grandes dinastías, como  Hartwig Hausdorf en su obra “The Chinese Roswell: UFO Encounters in the Far East from Ancient Times to the Present” o  Yin Zhe con su libro “Aliens and UFOs in ancient China: New inquiry on extraterrestrial events in chinese historical records”.

En 1983 fue publicado “Ufo over Modern China” por Paul Dong y Stevens Wendelle, una de las pocas y más famosas obras que sirvió de referencia sobre este tema. En la misma,  se menciona una disputa entre China y la URSS  en torno a unos avistamientos efectuados en la frontera de Mongolia Interior. Allí se menciona que China creyó que se trataba de armas soviéticas mientras que la URSS pensó de igual modo estar ante alguna aeronave o arma secreta de su contraparte china. Como puede observarse, las incertidumbres y controversias de la política internacional pueden aparecer en escena y verse atravesada por este  fenómeno.

China también ha sabido atraer la atención internacional en esta materia. Así, por ejemplo, de acuerdo al popular medio Vanity Fair, la Reina Sofía de España es aficionada, entre muchas otras cosas a la ufología. En una visita a China en 1978, durante el viaje en avión, Jaime Peñafiel, uno de los asesores que conformaba la comitiva que acompañaba a los reyes, relató haber sido testigo de dos luces gigantescas que iluminaron todo el oscuro cielo de aquella madrugada. Al entrar a la cabina, el comandante le confirmó que se trataba de un objeto volador no identificado.

En los últimos años, el fenómeno ovni sigue siendo una incógnita aunque no ha quedado fuera de los enfrentamientos internacionales entre Estados Unidos y China. Nuevamente, las acusaciones de cada gobierno aparecen para  señalar como responsable a su contraparte. Estados Unidos -por ejemplo- no descarta que los objetos voladores no identificados pertenezcan a una tecnología no conocida y desarrollada en secreto por chinos o incluso rusos (drones, aviones, etc).

En 2020, a través del Departamento de Defensa de EEUU, se dieron a conocer una serie de videos de avistamientos de ovnis por pilotos de la Marina. El Pentágono tomó la decisión en virtud del principio de acceso público a la información y para aclarar los malentendidos, dejando en claro que hasta el momento no hay explicaciones para lo que se observa en tales filmaciones. Se trata de la primera vez que  luego de rumores y  teorías que quedaban en el margen de lo irreal, hay una confirmación oficial a nivel gubernamental.

Sin embargo, estas declaraciones no implican de ninguna manera la existencia de vida alienígena, comúnmente conocida como aliens. En otras palabras, lo que se acepta es que existen objetos o bien fenómenos aéreos que hasta el momento no pueden ser identificados de ningún modo. Se desconoce por lo tanto, si son conducidos por otro país o por alguna entidad proveniente de otro planeta. Científicamente, la vida alienígena continúa sin comprobarse, dejándose abierta su posibilidad desde un punto de vista científico y filosófico. Para Micheal Masters, PhD y profesor de Antropología Biológica en el Montana Tech (EEUU) quien se ha dedicado a estudiar académicamente la cuestión OVNI, existen todo tipo de teorías que podrían barajarse para intentar dar respuestas. Una de ellas indica que podría tratarse de humanos del futuro que regresen a nuestra época gracias a los avances tecnológicos que poseen, como es sugerido en su obra “Identified  Flying Objects: a multidisciplinary scientific approach to the UFO  Phenomenon”.

En cuanto al desarrollo de la ufología, China comenzó su estudio en las últimas décadas del siglo anterior. Siguiendo al historiador canadiense Malcolm Thompson, en 1979 se estableció en la Universidad de Wuhan el “China UFO Liason Enthusiastic Office”. Al año siguiente, pasó a ser la Asociación China de Investigación OVNI y se lanzó un journal de estudios ovnis. Posteriormente, el fenómeno ovni llegaría a vincularse con organizaciones de QiGong, mezclándose con aspectos profundos de la propia cultura china al punto que se teorizó que los aliens y los ovnis utilizaban el principio del Yin. En el 1999, apareció una voz que propuso cambiar la dirección de las investigaciones hacia una perspectiva más científica de la mano de Liu Dongjun y su artículo académico “UFO Research must have Chinese characteristics”.  Actualmente Hong Kong es una de las grandes ciudades chinas que es conocida por albergar a gran cantidad de aficionados a esta temática.

A pesar de la duda sobre la veracidad de los reportes de avistamientos ovnis no ha tardado en aparecer. En 1942 tuvo lugar la fotografía de un OVNI en la provincia de Hebei, lo que pasó a ser recordado como el caso del “OVNI de Hebei”. Esta icónica foto fue puesta en duda debido a la mala calidad de imagen, algo muy común en esta materia.  En 2013, un avión de AirChina con destino a Chengdou recibió un fuerte impacto lo que obligó a un aterrizaje de emergencia. Aunque no se pudo encontrar la causa del hecho, descartando la posibilidad de un ave, algunos medios apresuradamente plantearon la sospecha de un ovni, sin tener tampoco pruebas de esto último.  Este año el gobierno chino anunció la utilización de inteligencia artificial para detectar y estudiar todos aquellos fenómenos aéreos que no pueden ser identificados tanto en el ámbito militar como civil. La tarea a cargo del Ejército de Liberación Popular logrará traer calma y esclarecer aquellos casos en los que se trate de objetos lanzados al aire, fenómenos meteorológicos extraños, drones o diferentes tipos de aeronaves.

A pesar que todavía quedan más dudas que respuestas, el fenómeno ovni y la posibilidad que conlleva aceptar la existencia de vida más allá de nuestro planeta y galaxia es algo que ha causado fascinación a lo largo de todo el mundo. Los chinos tampoco se quedan por fuera de la discusión.