20.8 C
Buenos Aires
23.9 C
Beijing
lunes, abril 15, 2024

¿El fútbol chino pierde a su última superestrella?

El futbol chino atraviesa aun difícil momento desde lo deportivo y lo económico, y por el momento pareciera no levantar cabeza. Para colmo, su máxima estrella Oscar, quien supo brillar en la Premier League de Inglaterra jugando para el Chelsea entre las temporadas 2012 -2016, fue sondeado por el Flamengo para integrarse al plantel del poderoso equipo sudamericano.

El brasileño de 30 años es una de las pocas figuras de renombre internacional que todavía se encuentra jugando en el fútbol chino. El ex Chelsea había firmado contrato con el conjunto carioca el pasado 5 de agosto. Además, se había mostrado con la camiseta del Flamengo  en sus redes sociales. Sin embargo, y pese a que tenían un acuerdo verbal, Shanghai Port decidió no firmar los papeles finales y la operación no pudo completarse.

De este modo, Oscar seguirá en China en el medio de un éxodo masivo de futbolistas top que en los últimos años están dejando la CSL (Superliga China de Futbol). Muchos de ellos arribaron  a partir del 2016-2017 cuando se apostó de lleno a crear una liga competitiva, lo que llevó a los clubes a pagar sueldos exorbitantes y gastos multimillonarios que varios de ellos  no pudieron sostener, ocasionando así la quiebra o  la desafiliación de la liga. Un caso paradigmático es el del Jiangsu Suning, campeón del torneo 2020 de la primera división China, y que ahora ni siquiera participa de la competencia por una deuda de 77 millones de euros.

A partir del 2019, grandes jugadores que militaban en la CSL como Javier Mascherano, Ezequiel Lavezzi o los brasileños Paulinho y Hulk, entre otros, abandonaron el fútbol chino y el mismo quedó escaso de figuras que puedan generar un leve atractivo internacional para la compra de derechos televisivos.

Ante la crisis, la CSL se vio en la necesidad  de establecer un tope salarial para la temporada 2021 de 90 millones de dólares en total por todos los clubes,  los cuales algunos de ellos  hoy en día sobreviven gracias al estado chino. Solo 3 millones de dólares puede ser el sueldo más alto hoy en  día el futbol de China, lo que ha generado que los jugadores de renombre ya no vean al gigante asiático como un destino provechoso en lo económico y en lo deportivo  para sus carreras profesionales. Sin embargo, hay algunos que tienen más ventaja que otros, ya que Oscar siendo el mejor pago de la liga, obtiene casi 7,5 millones anuales.

Actualmente, el belga  Marouane Fellaini, es otro de los pocos jugadores clase mundial que aún quedan militando en esta liga. El mediocampista que viene de ser campeón con el Shandong Taishan de  Superliga 2021,  y bicampeón del China FA. Cup (2020-2021), arribó en el 2019 tras jugar en Inglaterra varios años, donde visitó la camiseta del Everton y del Manchester United.

Fuente: People’s Daily CN

Por otra parte, también se mantiene en la CSL el delantero ecuatoriano Miller Bolaños defendiendo los colores del Shanghái Shenhua, club al que arribó en el 2020 y al cual volvió tras un leve paso por el Chongqing Liangjiang en 2021. Bolaños jugó mucho tiempo en la selección de Ecuador y tuvo un paso por el Gremio de Brasil.

También, el defensor  brasileño Wallace, arribó a principios del 2022 al recién ascendido Wuhan Three Towns, luego su paso por el futbol turco. Anteriormente se había desempañado como jugador de la Lazzio en la Seria A de Italia y  en el Mónaco de la Ligue 1 de Francia.

Este fin de semana, el Shanghai Port anunció el regreso del delantero Wu Lei, quien en las últimas tres temporadas y media ha jugado en el RCD Espanyol  (España) donde disputó 126 partidos y marcó 16 goles, siendo uno de los pocos jugadores chinos que lograron asentarse en Europa.

En el último año, dijeron adiós al fútbol chino tras varias temporadas  el colombiano, ex Racing Club, Giovani Moreno, quien militaba en Shanghai Shenhua  y pasó  a Atlético Nacional de Medellín.  El brasileño Ricardo Goulart terminó su contrato con Guangzhou FC  y arribó al Santos FC.  También,  el senegalés Cédric Bakambu pasó del Beijing Guoan al Olympique de Marsella. Por último, Juan Fernando Quintero, quien jugó muy poco en el Shenzhen FC volvió  a River Plate.

+ posts

Periodista, redactor en medios gráficos digitales orientados al deporte, la política y otras temáticas especializadas. También me desempeñe en otros campos de la comunicación como la producción audiovisual y las redes sociales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

LRC EN REDES

MÁS LEÍDAS