El mundo entero necesita tomarse la pandemia con seriedad
Foto: Pixabay
Sin dudas, para combatir a un adversario tan difícil de detectar es importante contar con la combinación de un liderazgo firme y una ciudadanía responsable.

Artículo extraído de la editorial de China Daily (2020-10-25)

Traducción: Tania Giacomelli

La implementación de pruebas de ácido nucleico en la ciudad de Qingdao permitió combatir de forma integral una serie de casos reciente de nuevas infecciones por coronavirus vinculadas a un hospital local; por lo que se logró estabilizar la situación.

La detección de 138 casos asintomáticos en Kashgar, en el noroeste de la región autónoma de Xinjiang Uygur, desencadenó una serie de respuestas para contener los casos locales de manera igualmente rigurosa: se planifica una extensión de la cuarentena y una mayor cantidad de testeos y se realizaron advertencias en cuanto a los viajes y, en particular, los viajes de salida están sujetos a medidas de control más estrictas.

Si bien es posible que otros países no puedan llevar a cabo las mismas respuestas que tuvo China, eso no significa que no puedan ser efectivas en otros países.

Mientras el mundo se prepara para esperar un invierno que probablemente sea difícil y con el virus aún descontrolado, las experiencias de China y varias naciones asiáticas ofrecen al resto del mundo elementos de reflexión sobre cómo hacerle frente a esta amenaza a la salud pública.

Sin dudas, para combatir a un adversario tan difícil de detectar es importante contar con la combinación de un liderazgo firme y una ciudadanía responsable.

Si hay algo que aprender de lo que el mundo ha sufrido hasta ahora, es lo siguiente: si en la etapa inicial los gobiernos y los pueblos se hubieran tomado el asunto con mayor seriedad, probablemente no estaríamos en la situación en la que hoy nos encontramos.

El mayor error que se cometió y que todavía se está cometiendo es la reticencia a considerar a la pandemia como un problema serio. Es desalentador recibir la noticia por parte de la Organización Mundial de la Salud que las infecciones siguen creciendo exponencialmente en algunos países, donde las camas de hospital y las salas de cuidados intensivos están llegando al límite. El organismo de control de la salud pública a escala mundial les está pidiendo a todos los países que tomen medidas inmediatas para reducir las muertes que hoy podrían evitarse y, así, prevenir el colapso del sistema de atención médica básica y una nueva ronda de cierres de escuelas.

En algunos países, las advertencias preliminares de la OMS sobre la gravedad de la emergencia en materia de salud pública no recibieron la debida atención. Sin embargo, esto debe cambiar lo antes posible. Los últimos meses deberían haber funcionado como alerta para todos los países sobre la necesidad de asumir la responsabilidad para cortar las cadenas de transmisión.

Las cinco acciones claves que ha solicitado la OMS, que se centran en gran medida en la conciencia pública, están basadas, principalmente, en los primeros casos de éxito de todos los países y comunidades que han logrado hacer un trabajo importante para contener la pandemia y que merecen ser adoptadas de manera generalizada.

Es importante tener en cuenta lo mencionado debido a que, a escala mundial, ya se superaron los 42 millones de contagios y los aumentos de los nuevos contagios de cada día están batiendo récords nuevamente.

Nunca es demasiado tarde para tomarse la pandemia con seriedad. Mientras más nos demoremos en reaccionar y menos importancia le demos, más vidas nos costará.