El paseo de las estrellas de Hong Kong: la representación del cine hongkonés
Foto: hk.asiatatler.com
La Avenue of Stars se ubica a apenas a cinco minutos de la estación de Tsim Sha Tsui, en Kowloon, justo frente al paseo marítimo. Esta es la avenida de las estrellas de Hong Kong, donde se pueden encontrar estatuas de los personajes del arte cinematográfico, televisivo y operístico que han resaltado en su historia.

La declaración de su creación nos dice que “es un reconocimiento a los trabajadores del espectáculo de Hong Kong por su devota contribución a los teatros locales y del mundo”. Aparte de las estatuas en el piso podemos encontrar las famosas estrellas (no se necesita ir a Hollywood si se es fanático del cine asiático) con los nombres de las celebridades. Algunos de los reconocimientos no poseen la huella de sus manos, como el caso de Bruce Lee que falleció antes de 1984, cuando comenzó a gestarse esta idea. La forma de representar las estrellas ha cambiado y en la actualidad se despliegan en las barandas de madera frente al agua. Es importante señalar que para que una personalidad tenga su estrella debe ser nominado por la Hong Kong Film Awards Association Limited.

El camino de las estrellas está dividido en nueve partes, comenzando con la “Era silenciosa”. La primera filmación en Hong Kong fue una producción de Shanghai en 1909 llamada Stealing the Roast Duck, mientras que la primera producción hongkonesa propiamente dicha fue producida por Lai Man Wai en 1913 (Zhaung Zi Tests His Wife), quién años más tarde fundaría la China Sun Motion Picture Co. y junto a su hermano realizarían el primer documental de larga duración, Chinese Athletes Go To Japan to Compete in Sixth Far East Games.

Stealing the Roast Duck. Fuente: The Guardian

El primer film dramático de larga duración fue realizado también por estos dos hermanos en 1924 con Rouge.  Las estrellas continúan con las películas de las décadas de 1930 y 1940 de la industria, seguida por el cine local en cantonés de la década de 1950, con la cual se inició una época bastante prolífica de este tipo de cine. A continuación, se encuentra el sector del cine en mandarín de la misma década, con una gran cantidad de guionistas, directores y actores. Fue la época de grandes compañías como Great Wall y Feng Huang. Pero aquí surge Run Run Shaw, un genio que termina creando la famosa y reconocidísima Shaw Brothers en 1957.

La quinta sección es el cine cantonés de la década de 1960, donde se abandona un poco la temática épica y de grandes héroes reemplazándola por cuestiones de la vida diaria, comedias y mucho romance. Comienzan a surgir los ídolos del momento como Lam Fung, Connie Chan Po Chu, Josephine Siao Fong Fong y Patrick Tse Yin. El sexto lugar es para los filmes en mandarín de la misma época, ya diversificados en musicales, películas de kung fu con un estilo totalmente diferente así como dramas donde se representan la corte imperial. ¡Continúan los setenta! Con el surgimiento de genios como Raymond Chow, fundando la primera conocida por muchos de nosotros: Golden Harvest Company (¿quién no ha visto una con el cuadradito rojo al comienzo?). Cabe destacar que Raymond fue la persona que logró convencer a Bruce Lee para que volviera a Hong Kong luego de su malogrado Kung Fu (deberían conocer que la idea original de la famosa serie pertenece a Bruce), para acabar filmando The Big Boss y el resto es historia.

Fuente: The Guardian

Con la aparición de la televisión, el predominio en Hong Kong del cine occidental y en mandarín se recrudece. Tal es así, que por 32 meses no se produce una sola película en idioma cantonés hasta que en 1973 Chor Yuan dirige The House of 72 Tenants, seguido por Michael Hui y su The Private Eyes (1976) que viene a romper todos los récords de taquilla. Es el año de comienzos de nuestro querido Jackie Chan, quien aparte de aparecer en películas de Bruce como segundón, se da a conocer con algunas genialidades como Snake in the Eagle’s Shadow y Drunken Master. A fines de los setenta todos estos personajes comienzan lo que se conoce como la “nueva ola”. La octava sección de la avenida está cubierta por los ochenta, con un giro explosivo alucinante. Cinema City revoluciona la comedia en cantonés y genios como Sammo Hung y Yuen Wo Ping realizan esas históricas comedias con lucha de base tan clásicas de la época.  En 1986 aparece otro señor que revolucionaría lo conocido: John Woo nos asombra con A Better Tomorrow con Chow Yun Fat.

En cuanto a cuestiones sociales, el rechazo encubierto al colonialismo británico se ve representado por las típicas películas de juegos, azar y vividores. Los noventa traen nuevamente las épicas de héroes del pueblo chino, con Jet Li a la cabeza y sus Once Upon a Time in China y Swordsman II. ¡El género tríadas resplandece comenzando por la saga Young And Dangerous, y todos la copian! Hong Kong existe, y Hollywood comienza a llevarse joyas como John Woo Yu Sum, Yuen Wo Ping, Jet Li, Chow Yun Fat, mientras en casa surgen nuevos genios como Wong Kar Wai, Josephine Siao Fong Fong, y Maggie Cheung, que ganan terreno en Hong Kong y en occidente. Hoy podemos ver cine hongkonés y chino en cualquier parte del mundo y de la mejor calidad. Mientras tanto continúan surgiendo estrellas en este camino de la tercera industria cinematográfica más importante del mundo…

Algunos sabrán que todas las noches se realiza la “Symphony of lights” en Hong Kong; un espectáculo de luz y sonido que se realiza entre los 44 edificios más importantes del skyline hongkonés. El horario exacto es a las 8 de la noche, y comprende cinco fases: Despertar (crecimiento de Hong Kong), Energía (la fuerza de la ciudad), Herencia (su cultura y tradición), Colaboración (la unión de las dos partes de la bahía en una sola) y Celebración (el próspero futuro de la ciudad).

La Avenue of Stars está del otro lado de la isla de Hong Kong, en Kowloon, ofreciendo unos “asientos inmejorables para el espectáculo nocturno de danza de los edificios”. En realidad, el mejor sitio para ver el show es en Tsim Sha Tsui, entre la Avenida de las Estrellas y el Centro Cultural de Hong Kong.  Los edificios están sincronizados de tal manera que danzan cambiando de colores a medida que la música cambia de ritmo. A esta postal hay que añadir el sinfín de juncos tradicionales que pasean por las aguas que separan el continente de la isla, llenas de luces, balanceándose mientras los turistas disparan los flashes de sus cámaras sin parar. Paseo obligado si va a Hong Kong y una oportunidad excelente para sacarse fotos con estrellas como: Leon Lai, Gong Li, Aaron Kwok, Sylvia Chang, Anthony Wong, Tony Leung, Eric Tsang, Tong Kai, Yuen Wo Ping, Stephen Chow, Wong Kar Wai, Michelle Yeoh , Anita Mui, Maggie Cheung, Jet Li, Andy Lau, Leslie Cheung, Chow Yun-fat, Tsui Hark, John Woo, Jackie Chan, Sammo Hung, Sam Hui, Bruce Lee, Raymond Chow, Patrick Tse Yin, Connie Chan, Ivy Ling Po, Yu So Chow, Loke Wan o Leonard Ho Kwong Cheong.

* Sofía D’Alessandro (especialista en Cultura China Contemporánea)