El pato pekinés: un símbolo culinario de China
El plato originario de la ciudad de Beijing se convirtió en una marca registrada de la tradición culinaria china. En la actualidad su consumo es muy difundido en toda la capital, pero también es un parate obligatorio para los extranjeros que lleguen a la ciudad.

El pato pekinés o pato laqueado – 北京烤鴨 –  es uno de los platos más famosos a nivel mundial y probablemente uno de los más populares dentro de China. De hecho, cualquier turista que viaje a Beijing se debe una visita a algún restaurante típico para probar la delicia tradicional.

Según el portal BeijingToursm, en la china antigua el consumo de pato era común; hay registros que datan entre los años 400-500,  en la época de las Dinastías del Norte y del Sur. Sin embargo, el conocido dietista Hu Sihui, en sus manuales, cuenta que la especialidad comenzó a surgir entre la élite imperial en la época de la dinastía Yuan (1206-1368). En aquellos tiempos, el plato no era como se hace habitualmente en la actualidad  (que se cuelga sobre el techo del horno a leña, para que logre caer la grasa); sino que se colocaba directo en el horno al “rojo vivo”, en el cual previamente se calentaban las paredes del horno con tallos de sorgo. El pato de esta forma quedaba crujiente por fuera, y sabroso y tierno por dentro.

La especialidad local logró gran popularidad en la clase alta durante el período del emperador Qianlong (1736-1796). Se preparaban banquetes en el famoso e histórico restaurante Bianyifang – 便宜坊 -, inaugurado en 1416 y situado en las cercanías de Qianmen (que es la puerta sur de la plaza de Tiananmen en la que, en el extremo norte, se ubica Ciudad Prohibida). Al mismo tiempo comenzó a tener repercusión a partir de poesías, cuentos, canciones, entre otras expresiones artísticas.

El plato cambió la forma de preparase con el establecimiento de otro famoso restaurante llamado Quanjude – 全聚德 -, en 1864. Yang Quanren, cocinero y fundador de este restaurante, comenzó a colgar el pato en los ganchos, técnica que sigue utilizándose en la actualidad. Además, Yang Quanren, hizo grandes esfuerzos por presentar este manjar pekinés al resto del mundo. Para finales del siglo XIX y principios del siglo XX, ya había varios restaurantes en la ciudad de Beijing dedicados a cocinar el famoso pato pekinés.

El plato ya era una marca registrada nacional para mediados del siglo XX. Había tomado popularidad en la sociedad pekinesa y en el resto de China, a la vez que era solicitado tanto por turistas y visitantes, y era preparado especialmente para diplomáticos y empresarios.  De hecho, el plato era uno de los preferidos de Henry Kissinger, el diplomático estadounidense y especialista en temas chinos (escribió el libro On China, publicado en 2011, el cual cuenta los distintos procesos políticos ocurridos en China a partir de la Revolución Comunista, y las gestiones diplomáticas establecidas entre China y EEUU durante la segunda mitad del siglo XX). También fue elogiado por personalidades de la envergadura del líder cubano Fidel Castro y del ex canciller alemán Helmut Kohl.

Cabe destacar que actualmente los dos famosos restaurantes mencionados: Bianyifang y Quanjude se encuentran abiertos al público; ambos representan símbolos culinarios de la histórica ciudad de Beijing. Además, conservan sus tradicionales técnicas de preparación: Quanjude es conocido por usar el método de asado en horno colgado, mientras que Bianyifang usa la técnica más antigua en horno cerrado.

Una tradición consiste en que el chef corta el pato en rodajas, junto a la mesa antes de servirlo, separando la piel de la carne. Una vez servida, la carne se envuelve en un panqueque con todas las guarniciones y se disfruta rápidamente.

La delicia pekinesa así, representa una de las máximas costumbres y tradiciones culinarias de Beijing y de toda la República Popular.

Si te dieron ganas de probar esta delicia acá te dejamos la receta: https://www.afuegolento.com/receta/pato-pekin-o-pato-laqueado-modo-pekin–aves-carnes/16241/