22.2 C
Buenos Aires
16.9 C
Beijing
miércoles, abril 17, 2024

El posicionamiento del dragón digital en el XIV Plan Quinquenal

El término "tecnología digital" comenzó a tomar fuerza en la administración gubernamental de Xi Jinping en el XIV Plan Quinquenal. Una visión general del liderazgo digital chino busca desarrollar el paquete de tecnologías para obtener oportunidades estratégicas en economía nacional para su ocurrencia internacional.

El concepto de oportunidad estratégica ha sido un término utilizado por Jiang Zemin, por primera vez en 2002, refiriéndose en el discurso del décimo sexto Congreso del Partido Comunista Chino (CPCCh) a la posibilidad de desarrollar la economía de su país en función de la modernización.

Hacia 2007, en el décimo séptimo discurso del CPPCh, Hu Jintao retomó dicho concepto para impulsar aún más el progreso de China en función de la cooperación global y regional desde el contexto por el apogeo de un mundo multipolar. Sin embargo, el carácter de dicho término agregó una perspectiva, hacia 2012 en el décimo octavo del CPCCh, contemplando la posibilidad de aprovechar sus oportunidades económicas, estratégicamente, habida cuenta de la Crisis Financiera Global del 2008-2009, ante la fragilidad de la política del poder hegemónica.

战略 (en pinyin: zhànlüè) está compuesto por dos caracteres, el primero se refiere a la guerra y el segundo contempla un plan establecido. 机遇 (jīyù), igualmente, se compone por dos caracteres, el primero significa máquina y el segundo momento u oportunidad por sí solo. Como mencionamos, el entendimiento de este concepto se ha dirigido, lejos de lo militar, en el terreno económico y actualmente, con Xi Jinping se ha empleado para referirse a una oportunidad de su economía digital.

El posicionamiento internacional de China encontró un ambiente geopolítico sin conflictos mundiales para avanzar en su desarrollo durante los primeros años del siglo XXI. El comercio y las finanzas fueron piezas clave, para que después de la crisis mundial, comenzara una expansión en redes de producción y circulación mundiales. Así, su desenvolvimiento económico ingresó a una etapa de avance científico, tecnológico, pero sobre todo digital.

En el décimo noveno CPCCh se discutió el aún desarrollo de China como parte de una política de producción de cantidad. Sin embargo, desde la retórica impuesta por Xi Jinping respecto al “Made in China” se logró que una gran parte de empresas chinas se volcaran a expandir su mercado con diversas limitaciones, como Huawei. No obstante, en competencia tecnológica mundial, el proyecto de la Ruta y la Seda ha intervenido en el aspecto digital haciendo que, desde 2017, se haya propuesto integralmente el 5G, la AI, los vehículos eléctricos y las computadoras cuánticas para confrontar al poder estadounidense, a través de sus diversas interconexiones comerciales, en el ámbito digital.

La oportunidad estratégica que se dirigió a la economía digital logró establecer lineamientos en el décimo tercer plan quinquenal de China (2016-2020). Entre los puntos normativos más importantes fueron: transformación estructural de la economía en términos de incentivar el consumo y el mejoramiento de la manufactura; innovación tecnológica que capte mayor demanda digital del país; protección ambiental que aproveche la era tecnológica y reducción de pobreza extrema lograda en 2020.

La robótica y la automatización de la manufactura fue un punto clave para implementar tecnologías disruptivas en las industrias y empresas que incentivan el desarrollo tecnológico, y a su vez, el económico. Así, cuando Xi Jinping propuso el décimo cuarto plan quinquenal (2021-2025) la oportunidad estratégica implementada se basó en apoyar la frontera tecnológica mundial para crear la nueva generación de la AI; el desenvolvimiento de la comunicación cuántica; profundizar los circuitos financieros integrados con plataformas digitales; biotecnología y nanotecnología en la medicina, la exploración y el ámbito aeroespacial.

El paquete tecnológico digital que China busca implementar está siendo auspiciado por empresas como Baidu, Alibaba, WeChat, Tencent y Xiaomi en competencia con corporaciones occidentales, del mismo ramo, como Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft. En términos del aprovechamiento de su masa comercial, según el Bureau de Aduanas de China, los 2,802 millones de dólares significaron su primera posición como mayor exportador mundial.

De lo anterior, la base de su producción se dedica a elementos electrónicos y de maquinaria pesada, siendo que, para 2022, las principales exportaciones serían: equipo de transmisión ($223MM), equipos de radiodifusión ($160MM), computadoras y laptops ($156MM), circuitos integrados ($120MM) y teléfonos inteligentes ($51MM). Asimismo, el Observatorio de Economía Compleja, los principales clientes para el mismo año serían: Estados Unidos (17.4%), Hong Kong (10.6%), Japón (4.8%), Corea del Sur (4.6%) y Vietnam (4.2%).

En ese contexto, en marzo de 2023, el Buró Político del PCCh propuso conformar la Asamblea Nacional Popular como un programa de reforma institucional del Consejo de Negocios del Estado con el fin de prever la creación de un Departamento Nacional de Datos que promueva un sistema infraestructural digital. Esto es un desafío para China, pero también para el mundo, pues el objetivo debe trascender a coordinar y planificar para desarrollar estratégicamente la economía de los países en torno a las tecnologías disruptivas en las que este país se ha logrado posicionar.

+ posts

Docente de la Universidad Nacional Autónoma de México. Especializado en análisis del Orden mundial, Economía Política Internacional, Macroeconomía y Geopolítica digital.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

LRC EN REDES

MÁS LEÍDAS