Elementos favorables en nuestra carta BaZi
Foto: WeMystic
Conituamos examinando el balance de una carta bazí, al practicar el equilibrio de los elementos podremos balancear nuestra calidad de vida.

Seguimos con mi carta BaZi con exceso de agua. Debemos recordar también que mi DM Gui (癸) es fuerte, habiendo nacido en Invierno el Qí 气 de la estación es favorable a mi DM.

Si el DM es fuerte los elementos favorables son los siguientes:

De acuerdo al exceso de elemento agua y siguiendo la tabla necesito aplicar:

  • Fuego: ya que el agua controla el fuego
  • Tierra: ya que ésta absorbe el agua
  • Madera: ya que el agua nutre la madera

Todo se trata de balance, si es demasiado fuerte el elemento es necesario controlarlo, pero jamás darle un elemento que lo fortalezca más, como por ejemplo el mismo elemento o el que lo produce. Si el DM es débil es necesario fortalecerlo, ¿cuáles son las opciones? Pues exactamente las opuestas al DM fuerte… es decir el mismo elemento o el que lo produce.

Como pueden ver es muy sencillo, sólo se trata de “controlar” o “debilitar”, en este caso: el agua, recurriendo al ciclo de los 5 elementos.

Durante mucho tiempo me pregunté cómo balancear mi carta en mi vida diaria, que es lo que más de uno de ustedes debe estarse preguntando en este momento. Pues, como ya he mencionado, en Metafísica China todo tiene que ver con todo y cada elemento posee correspondencias con actividades, colores, estaciones, clima, comidas, objetos y miles de cosas más.

A estas características de los elementos vamos a recurrir para equilibrar muestra carta, por ello dije desde un comienzo que el BaZi no es una predicción, es una guía, un mapa que me ayudará a lograr mi propio equilibrio y balance. Pero siendo proactivo… por ello buscaré las actividades que requiera de los elementos que me falten o que controlen el exceso de agua (en mi caso al menos). Recurro a la tabla y tomo nota que para controlar el agua tengo dos opciones… adicionar madera, fuego o tierra. Si deseo debilitar suavemente el elemento agua en forma constante elegiré el elemento madera. Si deseo ir perdiendo de a poco pero en forma más fuerte el exceso de agua elegiré el elemento fuego, en cambio si quiero atacar destruyendo el agua porque su exceso me está afectando seriamente elegiré el elemento tierra.

En este caso en particular, elegiría el elemento fuego para que no resulte tan drástico a mi vida y mi cuerpo. Por ende recurriré a la tabla de actividades a desarrollar (sólo por dar un ejemplo) que estén relacionadas al elemento fuego y me pondré a trabajar en ello…

Siguiendo las relaciones del elemento Fuego, deberé comenzar a salir más, ir a reuniones y fiestas (aunque mi ánimo esté fluctuando por culpa del “agua” ¡Bendita agua!), salir al jardín a tomar y disfrutar del sol, salir a correr, cantar y bailar… por ejemplo…

También podría sumar actividades del elemento Madera…como relajación, meditación, realizar tareas de jardinería, leer y escribir mucho. Siempre y cuando no me exceda, y no sienta cambios negativos en mi vida… lo que significaría que me estoy extralimitando.

¿Y qué sucede si no tengo ánimo? Pro-actividad… es la base de conocer lo que necesitamos sin haber tomado conocimiento antes. Una vez que estas actividades se vuelvan un hábito, y tanto mi mente como mi cuerpo se sientan mejor… no será un esfuerzo… sólo será una nueva vida balanceada y sin stress.