En agosto China aumentó sus exportaciones y sus reservas de divisas
Foto: Pixabay
Los datos macroeconómicos continúan siendo positivos y confirman la reactivación de la economía luego de la crisis del Covid-19.

Un primer dato positivo lo dio a conocer el lunes la Administración General de Aduanas cuando anunció que las exportaciones crecieron 11,6% en agosto. El crecimiento se fundamenta principalmente en el aumento de la exportación de servicios y uno de los principales motores son las ventas de las empresas privadas a través del comercio electrónico. En el mismo mes las importaciones cayeron un 0,5%.

Las exportaciones de China a países de la ASEAN predomina en las exportaciones en lo que va del 2020 y creció un 7%. Mientras que las exportaciones a la Unión Europea solo creció un 1,4%. Los resultados de los últimos meses superaron las expectativas que proyectaban los especialistas.

En 2020 el volumen del comercio exterior hasta agosto cayó el 0,6% respecto al mismo periodo del año anterior. A pesar de que el volumen del comercio exterior se redujo, aumentaron las importaciones y exportaciones privadas un 8,5% interanual alcanzando el 45,9% del volumen total del comercio exterior.

Un segundo dato positivo lo dio a conocer la Administración Estatal de Intercambio de Divisas cuando dio a conocer el dato que las reservas internacionales se expandieron a 3,16 billones de dólares en agosto. El último mes fue el quinto mes de crecimiento consecutivo y las reservas aumentaron el 0,3% respecto a julio.

En lo que va de 2020 las reservas crecieron 56.700 millones de USD. Con estos datos se confirma que las reservas internacionales son las más grandes del mundo y continúan en ascenso.

Según Chen Jia, que publicó un artículo en China Daily, el crecimiento en las reservas se debe a las fluctuaciones del índice dólar estadounidense en un momento en el cual los principales bancos centrales han adoptado políticas de flexibilización monetaria para enfrentar la pandemia del Covid-19.

El subdirector y portavoz de la Administración Estatal de Intercambio de Divisas, Wang Chunying, sostiene que la depreciación del dólar ha afectado los precios de los activos financieros y ha aumentado el valor total de las reservas de divisas.

La fortaleza de los datos macroeconómicos estan marcados por la reactivación local y el diseño inteligente del comercio exterior. La recuperación de la crisis causada por el Covid-19 demandó menos colaboración del Estado que en otros países pero los estímulos se demostraron como eficientes.

Louis Kuijis, director de Asia Economics de Oxford, estima que el crecimiento en el último trimestre del PBI será de 2,3% y que el crecimiento en 2021 será del 7,6%. La economía china demuestra que al igual que luego de la crisis abierta en 2008 continuará siendo el motor de la economía global y aumentará su peso relativo en el escenario internacional.