Feng shui: una canción de viento y agua
Foto: granvalparaíso.cl
El Feng Shui es una filosofía originada en la antigua China que enseña cómo vivir en armonía con la energía del entorno y crear equilibrio con la naturaleza.

La filosofía de la naturaleza en China está vinculada a la sociedad donde se origina: la sociedad agrícola. La forma más primitiva de feng shui fue utilizada para orientar las moradas de los difuntos, más que para las residencias de los vivos. El término mismo (feng shui) aparece por primera vez en el Libro del Enterramiento, que data de una fecha no anterior al siglo IV d.c.

Los comienzos del feng shui

Durante el siglo II a.c. (dinastía Han), aparecieron los fang shih, sabios y adivinos taoístas que iniciaron la práctica del kanyu, primitiva denominación de feng shui. Los fang shih eran sabios filósofos que llegaron a tener gran poder.

El kanyu alcanzó su máximo desarrollo durante los siglos VI-XII d.c. (dinastías Tang y Sung). En esta época se diferenciaron dos escuelas de Feng Shui: la de la “Forma” y la de la “Brújula”.

La Escuela de la Forma, que es la más antigua, utilizaba como elemento de referencia las formas de montañas, piedras y ríos para determinar las localizaciones más propicias. La Escuela de la Brújula, utilizaba una brújula especial llamada luo pan y relacionaba las direcciones propicias con datos astrológicos, tales como la fecha de construcción de la vivienda y la fecha de nacimiento de sus ocupantes. El feng shui tradicional que se practica hoy día, combina elementos varias escuelas.

brujula-feng-shui

Brújula Luo pan, utilizada en feng shui. Fuente: Natursan

La aplicación racional del Feng Shui a un proyecto o a una vivienda o lugar de trabajo ya construido, siempre mejora las condiciones de vida y en algunos casos, produce resultados sorprendentes. Recursos tan simples como modificar la posición en la cual una familia se sienta a la mesa, pueden ayudar a mejorar las relaciones entre ellos; elegir adecuadamente un lugar de la casa puede cambiar el estado de ánimo de una persona. Mediante el estudio y aplicación de los principios fundamentales del Feng Shui, pueden desarrollarse la felicidad, la salud y la abundancia.

Viento y Agua

“El Qi marcha con el Viento (Feng) y se dispersa, pero se retiene al encontrar al Agua (Shui).”

La esencia del feng shui es la contención del tipo correcto de energía de vida, el Qi, dentro de la casa u oficina para mejorar la suerte de sus ocupantes. Esto puede darse por el movimiento de los elementos externos del paisaje o por la manipulación de los alineamientos, elementos y utilización de las habitaciones dentro del edificio.

El origen del Feng Shui clásico

Si se observan las obras clásicas de la literatura y filosofía china, no encontrarán el concepto de “master de Feng Shui”, ya que los antiguos se referían a ellos como maestros que entendían la influencia de las estrellas, la posición de los planetas y las constelaciones en relación con la energía sobre la Tierra, y cómo la energía influenciaba a las personas.

Es un antiguo Sistema que explica cómo la orientación o ubicación de los hogares, influenciados por la energía del ambiente, pueden mejorar su vida. Los maestros de kanyu comprendían cómo afectan las energías al ambiente, de modo que podían seleccionar lugares óptimos para construir una casa, enterrar muertos y lugares para desarrollar ciudades. Si se construía una casa con excelentes formas energéticas, la familia produciría descendientes capaces de ser grandes líderes, longevos y con una buena salud. Por ello creían que la tierra poseía la habilidad de influenciar la vida sobre la tierra.

En la actualidad, este conocimiento de kanyu es lo que conocemos como el arte del feng shui.

¿Qué NO es feng shui?

Feng Shui es una técnica largo tiempo practicada con una enorme base de teoría y experiencia detrás de ella, por lo tanto: no es una religión ni una rama de decoración interior, aunque la belleza de la decoración interior influye en nuestro estado de ánimo; tampoco es un mágico “curalo todo” (aunque ayuda a mejorar todos los aspectos de la vida); no es fácil, (se requiere un entendimiento profundo de sus bases); y no está relacionado al desarrollo espiritual ni a inclinaciones religiosas.

Los practicantes del feng shui “light”, mejor conocido como BTB o Escuela del Sombrero Negro, por ignorancia, están asesorando a infinidad de personas a quienes, no solamente no han ayudado, sino que, peor aún, han perjudicado.

Estos “consultores” no utilizan brújula, y recomiendan objetos “mágicos”, que dicen que activándolos con los “tres secretos” les traerán amor, salud y fortuna. Cuando terminan de “recetar” sus “curas”, sacan su bolsa de artículos mágicos para vendérselos al cliente: bolas de cristal, campanas de viento, ranas de tres patas, budas sonrientes, dragones de resina, abanicos chinos, flautas de bambú, espejitos octagonales, etc.

La esencia del feng shui es la manipulación de la energía Qi para mejorar los aspectos de nuestras vidas, pero habiendo una energía negativa qué combatir, una imagen china no es capaz de desviar o interrumpir lo que debe corregirse con otra energía de igual esencia.

Cómo reconocer falsos consultores

Los falsos consultores de feng shui generalmente se basan en el mapa Bagua, ubicando la puerta de entrada de la vivienda o habitación en el área Noreste-Norte-Noroeste y de ahí parten para localizar el rincón de la abundancia, del amor, de la salud, del reconocimiento, de los hijos, de la familia, de los benefactores, del trabajo y profesión.

Joey Yap y Joey Boey siempre nos aconsejan preguntar al “consultor”: ¿cómo observa el flujo del Qi en mi barrio? Ningún buen consultor de feng shui clásico ingresará en nuestro hogar a realizar modificaciones, sino que primero evaluará la zona, el barrio y todo el sector externo a nuestro hogar.

Al consultar a un asesor o maestro de feng shui, averigua si utiliza lo siguiente:

  • Las nueve curas mágicas (espejos, cristales, flautas, wind chimes, etc)
  • Un mantra para activarlas
  • Incienso
  • El Bagua como único recurso
  • Objetos chinos que ellos mismos te vendan

Entonces, ¡cuidado!…te está engañando.

Continuaremos explorando este arte fantástico desde la perspectiva del feng shui clásico, y no sobre las aplicaciones occidentales, tan en boga en revistas de decoración, divulgación, etc.

Esté preparado, ya que no es fácil de aplicar, y requiere rever ciertos conceptos ya publicados en nuestro portal sobre Metafísica China…Comience cambiando los conceptos previos que poseía sobre  y feng shui y prepare su mente para iniciarse en este arte milenario.