Huawei anunció que estrenará su propio sistema operativo en 2021
Foto: Shutterstock
Huawei anunció que su sistema operativo HarmonyOS estará disponible para teléfonos inteligentes a partir de 2021. Un mensaje de fuerte contenido geopolítico en el marco de la carrera tecnológica por la llamada “revolución 4.0”. ¿Cuáles son las implicancias de este mensaje?

El unicornio tecnológico Huawei anunció que en 2021 estrenará su propio sistema operativo, llamado “HarmonyOS” (鸿蒙, Hongmeng en chino). Richard Yu, director general del Grupo de Negocios del Consumidor de Huawei, anunció que el sistema operativo estará disponible para los teléfonos inteligentes del grupo a partir del próximo año.

El software había sido presentado por Huawei en 2019, y una versión beta del sistema operativo ya está disponible para relojes y televisores inteligentes desde el 10 de septiembre. Si bien en un principio se había anunciado que HarmonyOS sólo se utilizaría para aplicaciones industriales y para el Internet de las cosas, los recientes anuncios parecen significar que su utilización también se orientará a los teléfonos inteligentes.

Según las estimaciones de la compañía, en abril de 2021, se habilitara a dispositivos de 128MB-4GB y, en octubre de 2021, HarmonyOS se abrirá a dispositivos 4GB.

Este anuncio representa un paso más en la carrera tecnológica enmarcada en la “revolución 4.0”. Es que Huawei ya produce el hardware no solo de teléfonos inteligentes, sino de otros equipos tecnológicos como tablets, computadoras portátiles, auriculares, módems y routers inalámbricos, entre otros.

Huawei también está a la vanguardia del desarrollo y la instalación de la red 5G no sólo en China, sino en gran parte del mundo. Consiste en una tecnología que corresponde a la quinta generación de la red de internet, de la conectividad inalámbrica de los objetos y de las telecomunicaciones. Su implementación permite una conectividad 100 veces mayor que el 4G, lo que significará una revolución en todas las aristas de la vida social, desde la comunicación interpersonal, la producción, las finanzas, la ciberinteligencia, el ciberespionaje y la ciberseguridad.

El lanzamiento de su propio sistema operativo viene a profundizar estos desarrollos, que permitirían a la firma Huawei tener autonomía de la transnacional Alphabet (Google), que actualmente presta su sistema operativo Android para Huawei.

El recrudecimiento de la guerra comercial y tecnológica con Estados Unidos tuvo varios hitos reciente que motivan a Huawei a dar nuevos saltos. Uno de ellos fue cuando el gobierno canadiense ordenó en diciembre de 2018 la detención de Meng Wanzhou, vicepresidencia de Huawei e  hija de Ren Zhengfei, presidente dueño de la empresa Huawei. Otro de estos hitos se dio cuando Google anunció que podría prohibir el uso de Android en los teléfonos Huawei.

El desarrollo de un sistema operativo propio permitiría a Huawei desarrollar la autonomía necesaria para continuar con su proceso de crecimiento. Representará una alternativa para otras compañías frente al monopolio de Android que actualmente presta su sistema operativo a más de 85% de los smartphones. Otras compañías que podrían seguir este camino serían OPPO y VIVO, quienes ya probaron HarmonyOS en 2019 y aseguraron que era un 60% más rápido que Android.

Sin embargo, Huawei aún deberá sortear algunos obstáculos importantes. En primer lugar, su sistema operativo HarmonyOS ha sufrido los ataques de la administración Trump, acusándolo de robar información privada de los usuarios y de ser una herramienta de vigilancia del gobierno chino, lo que podría socavar su legitimidad. A su vez, Huawei deberá estar atento a posibles sanciones tanto de Google como de otros unicornios tecnológicos, como las denominadas “Big Five” o “GAFAM” (Google, Apple, Facebook, Amazon o Microsoft), los cuales podrían impulsar sanciones que prohíban la instalación de sus aplicaciones en los Huawei y en los smartphones que utilicen HarmonyOS.