Inauguración del tercer Instituto Confucio en Córdoba
Foto: Universidad Nacional de Córdoba
El día 9 de octubre se inauguró oficialmente la tercera sede del Instituto Confucio en el país, la primera en la provincia de Córdoba.

En la inauguración participaron diferentes autoridades políticas e institucionales de ambos países. El ministro de Educación Nacional, Nicolás Trotta, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el rector de la Universidad Nacional de Córdoba ( UNC) , Hugo Juri  y el Secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk hicieron gala de presencia desde el ala argentina. Por otro lado, desde el sector chino se destacó la figura del Rector de la Universidad de Jinian, Song Xianzhong.

Este logro fue posible gracias a una extensa labor por parte de las autoridades de la Facultad de Lenguas de la presente casa de estudios que han estrechado lazos con el país asiático  a través de viajes y visitas institucionales desde los últimos años. Aunque sin sede física debido al actual contexto de la pandemia, el Instituto Confucio Córdoba mantiene desde agosto sus actividades de manera virtual, que van desde cursos de idioma, chino de negocios y “Small Talks” (conferencias de cultura china).

La particularidad especial de este Instituto radica en sumarse a los dos ya existentes en la provincia de Buenos Aires. De esta manera, Córdoba junto a otras medidas  ya tomadas, comienza rápidamente a afianzarse en el panorama nacional como un polo educativo y profesional con miras al mercado chino.

Surgidos en 2004, los Instituto Confucio conforman una red de institutos de origen chino dedicados a la enseñanza del putonghua o chino mandarin con una similitud paralela a casos como la Dante Alighieri, la Alianza Francesa o el Goethe con sus respectivas lenguas. Actualmente posee 500 sucursales en todo el mundo, el vínculo se establece entre una universidad en el país anfitrión, una universidad china y Hanban (Oficina  Internacional del Consejo de Idioma Chino).

Sin embargo, estos institutos no están exentos de polémica en el plano internacional. Cabe aclarar que en países como Bélgica, Estados Unidos, Suecia, entre otros, el conflicto  por acusaciones de espionaje e intromisión en asuntos domésticos llevó al cierre de varias sedes, llegando a ser considerados por los sectores más reaccionarios como amenazas a la seguridad nacional. No obstante, en Argentina la enseñanza del idioma junto a las relaciones bilaterales de cordialidad que mantenemos, se agregan al normal desempeño de los Instituto Confucio, alejando así algunos “fantasmas” que pudieran  surgir en torno a sus presencias. Dependerá siempre  de nuestras autoridades  políticas mantener una postura coherente y adulta al momento de negociar y resolver conflictos o tensiones que pudiesen surgir  con la contraparte china.