Inundaciones: aumentan las víctimas fatales y los daños materiales
Mientras China intenta superar la pandemia del Covid-19 una nueva tragedia acecha a su población. El sur, este y centro del país atraviesan las peores inundaciones de la últimas décadas.

Se estima que 140 personas han muerto o desaparecido por los desbordes de ríos en el centro , sur y este del país. Los afectados en total llegan a 30 millones de personas y las viviendas destruidas son más de 15 mil. De acuerdo a las cifras difundidas por el Ministerio de Gestión de Emergencias los daños materiales alcanzan los 61.000 millones de yuanes (8.703 millones de dólares).

Las lluvias están afectando a China desde finales de mayo. El Observatorio Meteorológico reportó tormentas durante 31 días consecutivos (entre el 2 de junio y 2 julio). Mientras que las autoridades de la Administración Meteorológica de China anunciaron que en el mes de junio las precipitaciones fueron 13,5% superiores al promedio estacional.

Según el Ministerio de Recursos Hídricos 271 ríos de 18 provincias registraron niveles de agua por encima de los niveles de alarma. 10 ríos ya superaron su nivel histórico. Los desbordes más relevantes se dieron en los ríos Yantsé, Hauihe, Xijiang, Amarillo y en el lago Taihu.

Los lugares más afectadas por la destrucción de viviendas, cultivos y obras de infraestructura son las provincias de Hubei, Jianxi, Guanxi, Sichuan y la megaciudad de Chongqing. Las inundaciones afectan en general a 28 provincias.

La Comisión de Recursos Hídricos del Río Yangtsé explica que la inundación tienen su origen en los elevados niveles de agua en la ciudad de Jianli y los lagos Dongting y Poyang que alimentan el Yangtsé. También se anunció que en el curso medio e inferior del río continuarán aumentando los niveles de agua en los próximos días aunque las lluvias se irán desplazando hacia el norte.

El miércoles 8 de julio el gobierno asignó 615 millones de yuanes para asistir a las zonas más afectadas. El Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Gestión de Emergencias enviaron 430 millones a las provincias de Anhui, Jianxi, Hubei, Chongqing y Guizhou. Mientras que los 130 millones restantes se destinaran directamente a las víctimas de las inundaciones.

Las inundaciones se dan en los mismos lugares que la gran inundación de 1998. En aquella ocasión las víctimas fatales llegaron a las 3.704. Cheng Xiaotao, ingeniero del Instituto de Investigación de Recursos Hidraúlicos e Hidroeléctricos, no considera que sea posible una tragedia en las mismas dimensiones. “Las principales cuencas hidrográficas son resistentes a las mega inundaciones del siglo pasado” declaró.