La Asamblea Nacional del Pueblo de China debate Ley contra Sanciones Extranjeras
Foto: Xinhua
Según afirmó la prensa china, se espera que la Ley brinde un fuerte respaldo legal y garantías para empresas y ciudadanos chinos “contra las medidas unilaterales y discriminatorias impuestas por países extranjeros”. 

Según informó la agencia estatal de noticias Xinhua, el Comité Permanente de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) introdujo para su tratamiento el Proyecto de Ley contra sanciones el exterior de China, la primera legislación nacional en materia de sanciones extranjeras.

Según afirmó la prensa china, se espera que la Ley brinde un fuerte respaldo legal y garantías para empresas y ciudadanos chinos “contra las medidas unilaterales y discriminatorias impuestas por países extranjeros”.

El anuncio se produce días después de que el presidente norteamericano Joe Biden ampliara de 31 a 59 la lista de empresas chinas vetadas a inversores estadounidenses. La lista negra de empresas chinas vetadas a partir del 2 de agosto incluye a gigantes de las telecomunicaciones como China Mobile, la firma de videovigilancia Hikvision, el gigante petrolero CNOOC o China Railway Construction.

El anuncio de la Ley contra las sanciones extranjeras está en sintonía con el programa de trabajo anual elaborado durante las Dos Sesiones y presentado en marzo, que indicó que China mejoraría la legislación en los campos relacionados con el extranjero al centrarse en medidas contra las sanciones y la interferencia, y contrarrestar las medidas unilaterales de potencias extranjeras.

En este marco, el portavoz de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la APN señaló que “algunos gobiernos occidentales, por necesidad política y prejuicios ideológicos, han estado utilizando temas relacionados con Xinjiang y otras excusas para difundir rumores y reprimir a China, que viola particularmente las leyes internacionales y las normas básicas de la relación internacional. Impusieron las supuestas sanciones citando sus leyes a los funcionarios chinos e interfirieron descaradamente en los asuntos internos de China”.

Los expertos legales del gobierno chino señalaron la importancia de acelerar la legislación en campos relacionados con el extranjero, ya consideraron importante “utilizar medidas legales para salvaguardar los derechos legítimos de las instituciones, empresas y ciudadanos chinos”.

Las contramedidas señaladas en el Proyecto de Ley incluyen el fin o la suspensión de la cooperación con países o instituciones hostiles, una prohibición o restricciones del comercio de productos y materias primas relevantes con esos países.