La Fundación de una República: ¿obra cinematográfica o propaganda?
El celebrado film “La Fundación de una República” fue producida como un regalo al pueblo por las festividades que marcaron el 60ª. aniversario de la República Popular de China en el año 2009.

“Jianguo daye” (建国大业) o “La Fundación de la República”, es una película histórica china realizada por el grupo estatal China Film Group, con el objetivo de conmemorar el 60ª. aniversario de la República Popular China. Dirigida por Huang Jianxin y el jefe del China Film Group, Han Sanping. En ella participaron en 176 celebridades del cine de China continental y Hong Kong, algunos ad-honorem.

La película narra la historia de la ascendencia y el triunfo comunista en China. En su asombroso reparto incluye a Andy Lau, Ge You, Hu Jun, Leon Lai, Zhang Ziyi, Donnie Yen, Jackie Chan, Jet Li, Zhao Wei; así como a aclamados directores como Jiang Wen, Chen Kaige y John Woo, muchos de los cuales hacen apariciones en cameo tan breves que podrían perderse fácilmente. Los papeles principales fueron desempeñados por actores igualmente reconocidos en China, como Tang Guoqiang y Zhang Guoli, aunque menos conocidos internacionalmente. Muchas estrellas respondieron a la llamada de Han Sanping a aparecer en la película, renunciando a sus honorarios, por lo que el presupuesto final resultó en 60-70 millones de yuanes (US $8,8-$10 millones). Según el ejecutivo de una de las principales cadenas de multiplex de China, la película tiene tanto una “inspiración ética” como “trasfondos comerciales”.

Fuente: rikhuang.pixnet.net

Decir que la historia la escriben los que ganan está de más en estos casos, pero en esta era de la armonía partidaria china es necesario recalcar que nunca en la historia del cine han sido tan generosos en la representación tanto con los ganadores como con sus oponentes. Si bien la película ofrece una versión de la sangrienta guerra civil más como un desacuerdo ideológico entre honorables antagonistas, de hecho, resulta complejo encontrar un villano típico de cine en cualquiera de los dos bandos. Sólo podremos ver chinos apasionadamente patrióticos con desavenencias políticas en un conflicto armado para decidir cuál es el mejor sistema político en beneficio del pueblo chino. Por ejemplo, Chiang Kai-shek 蒋介石 (中正) y Chiang Ching-kuo 蒋经国 son representados como valientes con principios y hombres sinceros que sólo eligen el mal camino. En particular Chiang Ching-kuo, se presenta como una persona virtuosa todo el tiempo, posee una integridad sin precedentes que lo lleva a enfrentarse a su propio primo corrupto David Kung (孔令侃). Esta visión humanista de la familia Chiang, en una película producida para festejar la Fundación de una república socialista del pueblo es la evidencia misma de una visión de respeto ideológico para ambas partes. Aunque los comunistas y los nacionalistas pueden haber tenido sus diferencias, siempre persiguieron honestamente sus objetivos pensando en el pueblo chino, más allá de las desavenencias se destaca la oposición por principios y la resolución de conflictos, una visión en la actualidad innatamente china.

Sobre la Dirección Podemos decir maravillas, Kaige Chan representa exitosamente al caudillo Feng Yuxiang, Jet Li apareciendo como héroe de la guerra contra los japoneses y Andy Lau como un comandante de la fuerza aérea, Jackie Chan asomando como periodista, no hay minuto en que podamos dejar de ver caras conocidas en cameos, a veces de segundos.

También podemos observar cierto revisionismo histórico en cuando a la figura de Mao Zedong (毛泽东), representado como un líder sonriente y adicto al cigarrillo, quién se queja tristemente de no poder comprarlos debido a que los negocios han cerrado porque los dueños han huido por temor a las represalias del partido comunista. Mao se la pasa realizando bromas a sus sonrientes camaradas y repite: “Debemos mantener a los hombres de negocios de nuestro lado. Sólo somos simples revolucionarios, ¿qué sabemos de economía?”.  Mientras todo su grupo lo aclama. Estas escenas dan, de cierta forma, fundamento a los vientos de cambio del mercado que brindó la Teoría de Deng Xiaoping (Deng Xiaoping lilun 邓小平理论) , así como el pensamiento de Jiang Zemin (Jiang Zemin zhongyao sixiang 江泽民重要思想). En unas simples escenas la película anticipa y legitima la armoniosa participación de la supremacía del partido con la prosperidad económica actual.

Otro estigma ha caído, la película no es una propaganda del partido. Una joya que al verla nuevamente le sigo encontrando vericuetos tanto fílmicos, escénicos como diálogos ideológicos para analizar en la actualidad.