La guerra de Corea, 70 años después
Foto: Xinhua
A 70 años de la guerra de Corea revisamos las causas de la participación China en el conflicto

El 1 de octubre de 1949 señala el triunfo de la revolución comunista en China. A partir de ese momento,  Mao Zedong se convierte en el conductor de los destinos de la nueva república hasta su muerte, ocurrida en 1976. 

Tan solo un año después del histórico triunfo, se desata la guerra de Corea, conflicto bélico del que este 22 de octubre se cumplen 70 años. 

La prensa global y especialmente las agencias de noticias Chinas se hicieron eco del aniversario  de la guerra y algunos estudiosos de la relaciones internacionales también realizaron jornadas y seminarios alusivos . Esto muestra que hay un interés tanto conmemorativo como académico sobre el tema; tal vez nuevamente avivado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el contexto de la pandemia.

La guerra de Corea es el primer conflicto bélico luego de la Segunda Guerra Mundial y está íntimamente relacionada con las consecuencias de esta. El conflicto se inicia cuando las tropas de Kim Il Sung, gobernante de Corea del Norte, cruzaron el paralelo 38° y avanzaron sobre Corea del Sur, llegando a ocupar Seúl. La reacción de los Estados Unidos fue inmediata y con el aval del Consejo de Seguridad de la ONU, interviene en el conflicto, movilizando tropas que en su avance llegarán incluso hasta la capital de Corea del Norte, Pyongyang.

Jorge Malena, sinólogo especialista en la política exterior de China, explica  las causas militares y estratégicas que determinan la intervención China en la guerra. En octubre de 1950, un año y pocos días después del establecimiento de la República Popular China, Mao Zedong ordenó el despliegue de los Voluntarios del Pueblo Chino en Corea para enfrentar a las fuerzas extranjeras que avanzaban hacia la frontera sino-coreana. Algunos analistas sostienen que la intervención China en el conflicto se justifica en que, desde el punto de vista de los líderes chinos, los intereses de seguridad nacional de China se veían afectados por la intervención de Estados Unidos en el este de Asia. De hecho, Mao consideraba que había una triple amenaza norteamericana sobre China, que podría ser invadida desde tres direcciones: Corea, Taiwan e Indochina. 

El 15 de septiembre el 10° Cuerpo estadounidense desembarca en Incheon, iniciando su marcha hacia el norte. El 1 de octubre Kim Il Sung le pide formalmente a Mao que envíe sus tropas a Corea. Así, el 19 de octubre las tropas chinas entran formalmente en el conflicto pero lo hacen bajo el nombre de Voluntarios del Pueblo Chino (CPV, por su sigla en inglés). Para China, también el conflicto bélico recibe un nombre particular: “Guerra de resistencia a la agresión de los Estados Unidos y de ayuda a Corea”. Este nombre resalta que China participa de la guerra por una causa justa, para salvaguardar la paz y resistir la agresión externa. El nombre también señala la firme determinación de construir una comunidad y un futuro compartido para la humanidad.

En la Historia de la República Popular China de Lu Jie, encontramos una historia  sobre esta guerra, profundamente conmovedora, que involucra al propio Mao y a su hijo mayor Mao Anying. Cuando estalló la guerra de Corea, el joven fue a ver a su padre para pedirle que lo enviara al campo de batalla. Mao estuvo de acuerdo y Anying se enroló en el CPV. El 25 de noviembre de 1950, muere en el campo de batalla. Poco después el general al mando de las tropas chinas, Peng Dehuai, le relató a Mao personalmente cómo había muerto Anying en el frente. Mao escuchó y tras un largo silencio le dijo: “en una guerra revolucionaria, siempre hay precios que pagar. Anying dió su joven vida a la causa del comunismo internacional como un soldado común. Cumplió con sus obligaciones de miembro del Partido Comunista No es justo que no hubiera muerto por la causa de China y Corea solo por ser mi hijo. ¿Qué soldado no es el hijo amado de sus padres?”.

Este 22 de noviembre, los veteranos del CVP recibieron medallas conmemorativas en nombre del Comité Central del Partido Comunista Chino, del Consejo de Estado y del Comité Militar Central.