La RUNASUR denuncia la visita de Pelosi a Taiwán: “sólo existe una sola China”
Foto: Sitio web oficial RUNASUR
Condenaron las acciones injerencistas de EE.UU., que violaron el principio de soberanía e integridad territorial chino y mostraron su solidaridad con el pueblo.

El pasado 12 de agosto, la RUNASUR emitió un comunicado repudiando la obstinada “visita” de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a la región china de Taiwán, reclamando el respeto por el principio de “una sola China”.

La RUNASUR es un grupo impulsado por Evo Morales, desde su regreso a Bolivia—luego del golpe de Estado de Jeanine Añez—que nuclea movimientos sociales, organizaciones populares, sindicales, afrodescendientes, movimientos indígenas, artistas e intelectuales de Sudamérica, entre ellos: Bolivia, Argentina, Uruguay, Chile, Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador y Perú. El nombre se forma a partir de la palabra quechua Runa (hombre) y la sigla UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), por lo que condensa la idea de una UNASAUR del hombre y de los pueblos.

No es la primera vez que la RUNASUR toma partida frente al actual escenario geopolítico. El pasado 20 de mayo, en un encuentro que se realizó en la ciudad de Santiago, lanzaron un comunicado contra la Organización del Tratado del Atlántico Norte—conducido por EE. UU.—, bajo el título “Las armas de la OTAN no resolverán la crisis de Humanidad y de la Madre Tierra. Luchamos por un siglo XXI sin colonialismo ni militarismo”. En el mismo, refirman su compromiso anti-colonial y anti-imperialista, señalando a la OTAN y a sus socios privados del complejo militar-industrial norteamericano y europeo, de producir y reproducir un orden global injusto, afectando a la autodeterminación de los pueblos.

Así, la visita de Nancy Pelosi a Taiwán es leída como una intervención brutal a los asuntos internos de China, en un contexto de escalada bélica por la guerra de Rusia vs Ucrania-OTAN. En este sentido, el bloque RUNASUR expresó su solidaridad con el pueblo chino y exhortó a los organismos internacionales a defender el derecho internacional y el multilateralismo: “La RUNASUR respeta el principio de una sola China en el marco de la diplomacia de los pueblos. Los pueblos del Sur condenamos todas las acciones injerencistas que violen el principio de soberanía e integridad territorial de China”.