Las medidas anti-China son catalogadas como peligrosas
Foto: Pixabay
“Creo que el éxito de China es un éxito para todo el mundo: una gran civilización que pudo escapar de la pobreza y desarrollar tecnologías avanzadas es un gran beneficio para el mundo, no una maldición”.

Artículo extraído del China Daily (12-09-2020)

Traducción: Tania Giacomelli

El respeto debe reemplazar los temores de los EE. UU. bajo la perspectiva de una guerra fría, se expresó en el seminario web

Las medidas adversas que el gobierno del presidente de los EE. UU., Donald Trump, tomó contra China son “peligrosas, equivocadas y reflejan la poca experiencia”, además, la idea de una guerra fría es una amenaza para el mundo, advirtió un reconocido experto.

“Veo el camino actual muy peligroso porque la geopolítica no es un juego… si nos tomamos en serio la preservación de la paz”, comentó Jeffrey Sachs, profesor de economía en la Universidad de Columbia y asesor superior de Naciones Unidas.

Recientemente, compartió sus preocupaciones sobre el rumbo que están tomando los EE. UU. durante un seminario web en el que se estudiaron las políticas del gobierno de Trump sobre China.

La estrategia del gobierno estadounidense se ve motivada por las “ansiedades estadounidenses” y la idea de una guerra fría, la idea de que “solo hay un país puede estar por encima de todo, y ​​ese es Estados Unidos”, agregó Sachs.

En el pasado, la política estadounidense ha experimentado fases similares de fervor y extremismo, como sucedió durante la carrera de armas nucleares con la Unión Soviética y la cuestión de la “invasión japonesa” en la década de 1980, comentó, y agregó que el gobierno de Trump es “un verdadero gobierno extremista”.

Aunque la estrategia de los EE. UU. aparente ser una política “de acuerdos, restricciones y bastante inteligente”, aclaró Sachs, en varias ocasiones, estuvo muy cerca de llevar al mundo al borde del abismo, y el gobierno de Trump intenta hacerlo de nuevo por motivos políticos, lo cual es “una especie de locura “.

“Creo que los EE. UU. no debería tenerle miedo a China, pero puedo decir que en la Casa Blanca sí le tienen miedo, eso seguro”, afirmó.

“Creo que el éxito de China es un éxito para todo el mundo: una gran civilización que pudo escapar de la pobreza y desarrollar tecnologías avanzadas es un gran beneficio para el mundo, no una maldición”.

Logros en 40 años

Max Baucus, ex embajador de los EE. UU. en China, comentó: “Creo que es importante quitarnos el sombrero ante el crecimiento que China obtuvo en los últimos 40 años y por la incorporación de un gran número de prácticas occidentales, como mejorar el Estado de derecho, entrar en la OMC (Organización Mundial del Comercio) y aumentar la protección de la propiedad intelectual”, comentó durante el seminario web.

También señaló que las empresas chinas tuvieron mucho éxito al trabajar en conjunto con otras empresas del mundo.

“China ha recorrido realmente un muy largo camino, y es reconocida por ello”, comentó Baucus. “El problema es que, en muchos sentidos, gran parte de la ciudadanía estadounidense quiere evitar el ascenso de China… No se puede evitar que China crezca, pero una vez que en los EE. UU. superemos esto, la relación mejorará”.

Sachs advirtió que lo que se genera con el lenguaje que utiliza la dirigencia de los EE. UU. para atacar a China es “extraordinariamente peligroso”, porque además genera irritación al extremismo en el otro lado.

“Y (China) no debería ser tratada de esta manera irrespetuosa… No se robaron todo. No hicieron trampa en todo. No crearon todos estos conflictos. Esto solo es parte de las redes sociales y de la locura mundial de Trump”, agregó Sachs.

También calificó de “equivocadas e inexpertas” las políticas anti-China del gobierno de los EE. UU., como interrumpir los envíos de semiconductores estadounidenses a las empresas chinas y culpar a China por la pérdida de puestos de trabajo en el Medio Oeste de los EE. UU.

“Este es el gobierno más inexperto que he visto en mi vida. Y es absolutamente flagrante e irresponsable”, agregó.

“Si Trump gana (las elecciones de noviembre), creo que el mundo se convertirá en un lugar profundamente peligroso e inestable. Creo que la estrategia que hoy se adopta, probablemente, se intensifique después de su reelección. Y sé lo suficiente de historia para decir que me preocupa profundamente”.

“Por el contrario, si gana Biden, seguramente, vivamos un periodo de mayor proteccionismo en los EE. UU. Y también creo que tendremos un retorno a las ideas racionales y no este tipo de ataques bastante obvios, ofensivos, provocativos y agraviantes”.

Baucus coincide con Sachs y afirma que un gobierno de Biden tendría un trato más estable con China. “Veremos mayores esfuerzos para establecer una relación a largo plazo con China, pues debemos hacerlo. China no se irá a ninguna parte”, agregó.

 

http://global.chinadaily.com.cn/a/202009/12/WS5f5c26b3a310f55b25a821d2.html