La antigua Grecia y la China Han: choque de dos mundos, nacimiento de una ruta
Foto: crédito, China Daily.
Los orígenes de la ruta de la seda son poco conocidos pero muy importantes en la historia de las antiguas relaciones internacionales chinas.

Corría el año 250 a.C, y el Reino grecobactriano se había separado del griego Imperio seléucida. El reino grecobactriano fue el territorio más distante a Grecia que Alejandro Magno conquisto, fundando la ciudad “Alejandria Escate” (Alejandría lejana) en lo que hoy es Tayikistán. Incluso previo a la conquista de Alejandro Magno, la población helenista en Asia central era numerosa, hasta mayor que en regiones próximas a Grecia, producto de la demografía aqueménida del siglo V a.C. Por más de 200 años este reino fue un enclave de poblaciones europeas en Asia central, jugando un rol poco valorado pero muy importante en la historia antigua de oriente.

Mapa del Reino grecobactriano con ciudades como Alejandria Escate.

Mapa del Reino grecobactriano con ciudades como Alejandria Escate.

Por otro lado, se encuentra la China Han, que para el año 150 a.C tenía conflictos con sus vecinos nómades al este y al norte, los Yuezhi y los Xiongu, etnias de las estepas que incursionaban en territorio chino. Es por esta razón que el imperio Han decide enviar un emisario llamado Zhang Qian en el año 139 a.C, para aliarse con los Yuezhi en contra de los Xiongu. El emisario falla y es capturado por los Xiongu. Luego de 10 años cautivo, Zhang escapa del territorio Xiongu y se dirige nuevamente a Yuezhi para completar la misión original. Pero Zhang falla al enterarse que los Yuezhi no tenían interés en aliarse con China contra los Xiongu. Luego de ser recapturado por los Xiongu, Zhang escapa y regresa a China recién en 125 a.C. 

Aunque Zhang Qian falla en forjar alianzas, la información que brindo a la corte Han fue de vital importancia para China. En su travesía Zhang visito distintos poblados entre ellos “Dayuan” nombre que le da a los colonos grecobactrios que quedaron bajo dominio de los Yuezhi en el noroeste. La gente de “Dayuan” tenía rasgos caucásicos, vivían en complejas ciudades amuralladas, bebían vino de uvas y tenían caballos “celestiales” mucho mejores que los caballos chinos según Zhang.  Es decir, que eran una población de fuerte origen y cultura griega, producto de la colonización por Alejandro Magno durante los siglos pasados.

Mapa con antiguos nombres chinos de los pueblos, como"Dayuan" (griegos) y "Wusun" (tocarios).

Mapa con antiguos nombres chinos de los pueblos, como”Dayuan” (grecobactrios) y “Wusun” (tocarios)

Los griegos de Dayuan se volvieron el nuevo interés de China, ya que estos no eran considerados ”barbaros” nómades sino más bien gente con tecnologías y especialmente caballos que podían beneficiar al imperio Han. Es así como el emperador Wu de Han envió a un comerciante a Dayuan para obtener estos caballos “celestiales” a cambio de tributo. Por razones poco comprendidas los griegos asesinaron al emisario Han. La noticia no fue bien recibida en la corte china, y el oficial Li Guangli fue designado para incursionar militarmente en búsqueda de los robustos caballos. 

La primera incursión militar (102 a.C) fue un fracaso por parte de China ya que este ejército de LI Guanli se redujo luego de varias escaramuzas con los tocarios (llamados “Wusun” por china como en el mapa anterior) quienes controlaban la cuenca del Tarim, es decir la ruta para llegar a “Dayuan”. Sin embargo, durante la segunda expedición militar (104 a.C) el oficial Li preparo 60.000 soldados, 30.000 caballos y 100.000 bueyes, esta vez los tocarios del Tarim o “Wusun” cooperaron con el gran ejército chino.  Al llegar a Dayuan, la ciudad de Alejandría Escate fue asediada por el ejército Han durante 40 días, culminando en la caída de los muros construidos por Alejandro Magno en manos del imperio chino. Los griegos decapitaron al rey local y le entregaron su cabeza a los Han, junto con la cantidad de caballos que pedían. Finalmente,  Dayuan y Yuezhi se convirtieron tributarios de la dinastía Han y los tocarios de la cuenca del Tarim fueron incorporados al protectorado chino (actual provincia de Sinkiang). La “Guerra de los Caballos Celestiales” había terminado.

Escultura en bronce de caballo celestial, dinastía (Han 206 a. C.-220 d. C.)

Escultura en bronce de caballo celestial, dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.)

En el 91 a.C, China derrota a los Xiongu del norte gracias a sus nuevos caballos. La ruta de la seda nace de este conflicto entre colonos griegos y China, el control de la cuenca del Tarim fue el puntapié inicial para abrir el comercio chino al mundo. Hoy Zhang Qian es un héroe nacional, recordado como un explorador que abrió las puertas de China al comercio mundial. China, griegos y caballos, la ruta de la seda evoluciono mucho desde ese entonces a lo largo de la historia.