23.5 C
Buenos Aires
8.9 C
Beijing
sábado, abril 20, 2024

Los nuevos cambios legales sobre los delitos de soborno

"Ofrecer sobornos no está prohibido, pero la aceptación de sobornos no cesa". Este dicho refleja una crítica a la corrupción en la sociedad que sugiere que el problema radica tanto en los que ofrecen sobornos como en los que los aceptan.

El 1 de marzo entró en vigor la Ley Penal modificada de China sobre delitos de soborno. Ante el activo movimiento anticorrupción de China las enmiendas aprobadas por el Comité Permanente de la 14° Asamblea Popular Nacional en diciembre del 2023 tienen el objetivo de fortalecer las regulaciones anti soborno.

Los tres aspectos clave son: 1) la ampliación de las disposiciones anti-soborno al sector privado; 2) la imposición de penas más severas para dadores y receptores de sobornos; y 3) la introducción de nuevas disposiciones sobre circunstancias agravantes del soborno.

Sobre la ampliación de las disposiciones anti-soborno al sector privado.

Las modificaciones realizadas en los artículos 165, 166 y 169 buscan ampliar las medidas anti-soborno, abarcando ahora tanto a las entidades estatales como a las privadas. Una de las modificaciones más notables es la ampliación de las disposiciones anti soborno para incluir entidades del sector privado. Anteriormente, estas disposiciones se aplicaban exclusivamente a entidades estatales, pero ahora se han extendido para abarcar también a las entidades privadas. Ello implica que los individuos dentro de las entidades privadas que abusen de su posición para obtener beneficios ilegales estarán sujetos a penalizaciones legales.

Además, se ha establecido una responsabilidad específica para el personal de alto nivel en las entidades privadas, como directores, supervisores y altos ejecutivos. Esto significa que los líderes y gerentes de estas entidades serán responsables de garantizar que no se lleven a cabo prácticas corruptas dentro de sus organizaciones, y enfrentarán consecuencias legales si se descubre que han participado en actividades corruptas.

Por otra parte, el artículo 169 modificado se centra específicamente en el abuso de poder y la obtención de beneficios ilegales dentro de las entidades privadas. Ello incluye a las actividades como la operación de negocios competidores, el favorecimiento indebido a familiares o amigos, y la venta de activos de la empresa con descuentos para obtener ganancias personales. Estas acciones ahora serán consideradas como delitos de soborno y serán castigadas conforme a la ley.

Penas más altas para quienes dan y reciben sobornos

Las enmiendas legislativas imponen sanciones más severas a ciertas categorías de sobornadores y receptores de sobornos, específicamente en relación con personas clave de entidades afiliadas al Estado y la entrega de sobornos a funcionarios estatales y entidades afiliadas al Estado.

En el caso de las personas clave de entidades afiliadas al Estado que reciben sobornos, el artículo 387 modificado introduce un enfoque más detallado para su castigo, distinguiendo entre “graves” y “muy graves”, y estableciendo distintas penas según las circunstancias, que sumado la modificación del artículo 391, donde antes la ley imponía una pena máxima de 5 años en circunstancias graves, ahora puede llegar a ser de hasta 10 años.

Además, el artículo 393 reformado establece penas más severas para los responsables de entidades que entreguen sobornos a funcionarios del Estado.

Es importante señalar que las enmiendas legislativas no definen claramente los términos «graves» y «especialmente graves» en el contexto de los delitos de soborno que involucran a funcionarios estatales y entidades afiliadas. Por lo tanto, aún queda por verse cómo las autoridades chinas interpretarán estos términos y aplicarán las nuevas disposiciones en la práctica.

Nuevos agravantes en delitos de cohecho.

El Artículo 390 modificado establece agravantes que podrían aumentar las penas por el delito de ofrecer sobornos:

  1. Ofrecer sobornos repetidamente o a más de una persona;
  2. Ofrecer sobornos como funcionario estatal;
  3. Ofrecer sobornos en relación con proyectos nacionales claves o programas importantes;
  4. Ofrecer sobornos para obtener puestos, ascensos o ajustes;
  5. Ofrecer sobornos a funcionarios de supervisión, de aplicación de la ley administrativa o judiciales;
  6. Ofrecer sobornos y participar en conductas delictivas en campos como el medio ambiente, fiscal y financiero, seguridad en el lugar de trabajo, alimentos y medicamentos, prevención de desastres y ayuda de rescate, seguridad social, educación y atención médica; y
  7. Utilizar ganancias ilegales para pagar sobornos.

Las últimas modificaciones legislativas reflejan el continuo impulso del gobierno chino hacia una mayor transparencia y rendición de cuentas en el sector privado. Sin embargo, la verdadera efectividad de estas enmiendas y el éxito del movimiento anticorrupción dependen en gran medida de cómo se implementen y apliquen las leyes.

Ante ello, es importante para las empresas que operan en China o planean hacerlo, tener en cuenta:

  • Evaluar cuidadosamente los riesgos de soborno en el contexto de las normas locales e industriales. Es fundamental comprender las regulaciones y expectativas específicas del mercado chino en cuanto a prácticas comerciales éticas y anticorrupción.
  • Actualizar y fortalecer los programas de cumplimiento y capacitación en anticorrupción. Proporcionar una capacitación regular y exhaustiva sobre los riesgos de soborno y las políticas de cumplimiento ético a todo el personal, especialmente a aquellos en posiciones de liderazgo y responsabilidad.
  • Monitorear de cerca las transacciones que involucran a funcionarios estatales o proyectos nacionales. La detección temprana de posibles irregularidades y la rápida implementación de medidas correctivas son fundamentales para evitar violaciones legales y proteger la reputación y el éxito comercial de la empresa en China.
+ posts

Abogada. Especialista en Estudios en China Contemporánea.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

LRC EN REDES

MÁS LEÍDAS