Luis María Kreckler ya no será el embajador argentino en China
Foto: Cancilleria
El canciller Felipe Solá ordenó el regreso del embajador el día miércoles luego de sucesivas diferencias políticas. Sabino Vaca Narvaja podría sucederlo en el cargo.

El diplomático argentino había sido designado como embajador en Beijing al comienzo del gobierno de Alberto Fernández. Varios fueron las razones que generaron enojo en el gobierno argentino respecto a su trabajo en China. Se trata del cambio más importante en la diplomacia argentina desde que comenzó el gobierno de Todos en 2019 teniendo en cuenta que China se ha convertido en el principal socio comercial de Argentina en 2020.

Cuestiones como el alquiler de una residencia por un monto de 15.000 dólares habían minado la imagen del ahora ex embajador en el gobierno. Y cuestiones políticamente sensibles como un viaje vacacional mientras se negociaba la compra de vacunas terminaron de hacer efectiva la decisión de que no continúe en el cargo.

Ante estos conflictos la Cancilleria le inició el trámite de jubilación hace un mes aunque él no la hubiera pedido a pesar de tener los años de trabajo suficientes en Servicio Exterior de la Nación. El decreto para que abandone su cargo ya estaría firmado.

Sabino Vaca Narvaja es quien queda como principal referencia de la embajada argentina en Beijing cumpliendo funciones aún como Representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones. Su trabajo se viene destacando en el último año impulsando inversiones chinas en el país y promoviendo vínculos políticos que estrechan los lazos entre ambos países.