Oportunidades, retos y desafíos del fútbol argentino en China
Foto: VCG
China se proyecta como una potencia futbolística para las próximas décadas. ¿Cómo puede aprovechar Argentina ese proceso?

Luego del fracaso del equipo chino de futbol para llegar al Mundial de Brasil (2014), China ha vuelto al fútbol una cuestión de Estado. El presidente Xi Jinping ha impulsado “El plan general para la reforma del fútbol”, con el objetivo de revitalizar este deporte desde la base y convertir al gigante asiático en una potencia mundial.

El Ministerio de Educación chino, junto con otras cinco agencias, estableció un “Grupo Líder Nacional de Fútbol”. El plan pretende desarrollar 25.000 escuelas “centradas en el fútbol” en todo el país, para potenciar esta disciplina en las escuelas primarias, pero también en escuelas privadas de fútbol. El gobierno de Beijing aspira formar más de 120.000 jugadores.

Para lograr este objetivo planificaron dos caminos: uno, sustentado en fichajes de alto valor, protagonizado por jugadores europeos y sudamericanos para su SUPERLIGA y otro vinculado a potenciar el fútbol desde la base. Se ha visto que el fracaso del primer camino, en función de potenciar y dar popularidad al fútbol local. Como se pudo ver hace unos años y todavía se sigue evidenciando que las empresas controladas por el Estado, aunaron esfuerzos para construir una liga que pueda competir con las más grandes en tamaño y riqueza. Al mismo tiempo, se mejora y se perfecciona a un equipo nacional capaz de ser competitivo en una competencia mundial.

En los últimos años la inversión en fichajes de extranjeros ha superado a la de muchas ligas europeas. La locura en fichajes y los altos precios que se pagaban, llevó incluso al gobierno chino a aprobar mediante la Federación China de Fútbol un impuesto del 100% en los fichajes de futbolistas extranjeros por equipos de la SUPERLIGA a fin de evitar que los clubes sobrevaloren el mercado de jugadores extranjeros y busquen los éxitos a corto plazo, sin pensar en el largo plazo y en el bien del fútbol local.

El proyecto en general combina la esfera pública, para fomentar el fútbol tanto a nivel de formación, donde se pretende hacer una formación diversificada, incluidos los clubes universitarios y profesionales, para desarrollar jóvenes jugadores y perfeccionar sus habilidades, así como en estructuras que sirvan para ayudar a desarrollar estas habilidades.

En este sentido, la ciudad de Guangzhou estableció la primera universidad de fútbol en el país, donde hay más de cien estudiantes que siguen un plan de estudios de cuatro años y recibirán una licenciatura. Es así como el gobierno del presidente Xi Jinping convierte a varios deportes en parte del plan económico de China.

Desafíos del mercado chino

Otro factor importante es la fuerte inversión financiera por parte de los hombres más ricos de China que da como resultado que 28 equipos alrededor del mundo cuentan con algún porcentaje de inversión china siendo los más importantes Milán, Nice, Southampton, Inter de Milán, Lyon, Atlético de Madrid, Espanyol y Manchester City.

Otra medida, para proteger a las categorías inferiores es que se obliga a los equipos que compitan en la SUPERLIGA, en la China League One (la segunda división) y la Copa a hacer jugar al mismo número de jugadores sub-23 que extranjeros en todos los partidos. Un fútbol formativo que tiene como objetivo, a largo plazo, de aportar a buenos jugadores de nivel mundial, para su selección nacional.

Entre 2021 y 2030, el futbol femenino chino será potencia a nivel mundial y el futbol masculino estará entre los mejores de Asia; mientras que entre 2031 a 2050, se debe tener al futbol chino como una potencia mundial. Para esto la Asociación de Fútbol China (CFA) y la FIFA han firmado un acuerdo bilateral cuyo objetivo es potenciar el desarrollo del fútbol en el gigante asiático durante los próximos años. Este acuerdo gira en torno a cinco áreas clave de colaboración: la estructura de gobierno de la CFA, el desarrollo técnico en todos los niveles, el arbitraje, la profesionalización del futbol y la gestión de eventos.

Oportunidades argentinas en China

La relación bilateral entre Argentina y China data de largos años, pero el vínculo y cooperación en materia deportiva son relativamente nuevos. Entre los principales antecedentes están el Memorándum de entendimiento sobre cooperación en materia de futbol entre el Ministerio de Educación y Deportes y la Administración General de Deportes de la República Popular China (2017), que tiene como objetivo de incrementar el intercambio y la cooperación mutua en el campo del fútbol, promoviendo la amistad entre los pueblos.

El convenio, hoy vigente brinda un marco para desarrollar intercambios de experiencias, prácticas, técnicas, información y conocimiento en lo que concierne al entrenamiento y la competencia de atletas y equipos. Se busca promover de manera activa los intercambios y la capacitación en las áreas de tecnología, infraestructura y documentación.

Las asociaciones de fútbol de Argentina y China son los actores claves a la hora de lograr que la cooperación se desarrolle en vista de fortalecer el fútbol en sus distintos niveles, pero no los únicos, ya que los propios equipos tienen oportunidades para aprovechar.

Dentro de su estrategia de expansión global y apertura de nuevos mercados, la Asociación del Fútbol Argentino presentó sus nuevas plataformas digitales en Asia, una de las regiones donde se quieren generar nuevas unidades de negocio.

En este sentido la AFA desarrolló su sitio oficial en idioma chino, apuntando a lograr un mayor acercamiento con sus hinchas en ese país. Anteriormente, la AFA había presentado sus cuentas oficiales en las redes sociales de China, dónde hoy ya tiene más de 1 millón de seguidores en poco más de 3 meses y un nivel de interacciones que supera los 15 millones mensuales.

Como parte del desarrollo de su e-commerce en esa región, AFA tendrá sus tiendas oficiales en Tencent y Alibaba, las compañías de comercio electrónico más grandes del mundo, con fuerte presencia en todo el continente asiático.

En el historial de experiencias que Argentina ya viene desarrollando con China se cuentan varios acuerdos entre Boca Juniors, San Lorenzo de Almagro, el Ministerio de Educación de China y el del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; para desarrollar el fútbol en país oriental en 2015.

La experiencia más conocida hasta el momento fue la que llevo adelante el club Banfield, la cual tuvo como finalidad que los jugadores aprendan y conozcan bien el juego, mientras que la parte de AFA ya tiene que ver con la experiencia de élite que puede tener el fútbol. El intercambio también aseguraba que los jugadores chinos no abandonen su programa de estudios en China y por eso diariamente, accedían a una plataforma de e-learning para no perder la continuidad de sus materias.

La Argentina tiene un gran potencial para desarrollar en materia deportiva con el gigante asiático, brindando oportunidades en materia formativa, fortaleciendo el turismo deportivo y cultural, aprovechando las ventajas que puede brindar nuestro país para recibir centenares de futbolistas chinos que quieran perfeccionar y aprender de nuestro futbol.