Por la pandemia China acelera 5 años la superación de la economía de Estados Unidos
Foto: iStock
El Centro de Investigación Económica y de Negocios estableció que en 2028 el PBI (en dólares corrientes) de China será superior al de Estados Unidos. Las proyecciones previas estimaban que recién sería posible en 2033.

En la actualidad China supera a Estados Unidos en su PBI medido por paridad de poder adquisitivo, una medición que ajusta los tipos de cambio para medir las diferencias de precios entre ambos países. Según los datos del Fondo Monetario Internacional este primer sorpaso se dio en 2014. A pesar de este dato, el PBI de Estados Unidos continúa liderando el ranking global.

El Centro de Investigación Económica y de Negocios (CEBR, por sus siglas en ingles) señala en su informe que: “La pandemia del covid-19 y sus consecuencias económicas ciertamente han inclinado esta rivalidad a favor de China”. En 2020 China ya logró que su PBI sea superior al de toda la Eurozona y según las proyecciones terminará de superar a Estados Unidos en 2028.

En el año 2000 el PBI de China era apenas el 11,8% del PBI total de Estados Unidos y en la crisis de 2008 la economía china logró recuperarse rápidamente mientras la norteamericano se mantuvo contraída durante años. Jim Wu y Tom Hancock en un artículo recientemente publicado en Bloomberg señalan que “la pandemia del coronavirus es el último punto de inflexión”. Los analistas económicos señalan que la recuperación en V de la economía china luego de la pandemia da lugar para acelerar el cambio económico más significativo que tendrá este siglo.

El éxito de la economía china está basado en su rápido control de la pandemia y en la planificación gubernamental a largo plazo capaz invertir cada vez más en innovación y desarrollo para hacer sustentable su crecimiento. Que su PBI haya crecido en 2020, a diferencia de las demás potencias económicas, demuestra también su capacidad para enfrentar catástrofes (algo para lo cual se han venido preparando durante mucho tiempo sus dirigentes).

El análisis del CEBR proyecta un crecimiento anual del 5,7% promedio entre 2021 y 2025 para la economía china mientras que proyectan que entre 2022 y 2024 la economía norteamericana solo crecería un 1,9%. A pesar de este crecimiento la superación de la magnitud de la economía no implicará aún que el ciudadano promedio de China aún viva mejor que uno de Estados Unidos.

Dentro de las proyecciones de la CEBR se espera que para 2035 se logre un equilibrio global basado en el crecimiento de otras economías emergentes como Indonesia, Brasil y Rusia. También estiman que en 2030 la economía de India le quitaría el tercer puesto en la magnitud de su economía a Japón.

La gestión de la pandemia a nivel global demostró que Estados Unidos ya no lidera las instituciones que fueron parte de su liderazgo. La distribución de vacunas, en la cual Rusia y China están jugando un papel central en todo el mundo, también demuestran que un mundo multipolar cada día está más cerca. Las consecuencias económicas de la pandemia demuestran que el liderazgo de la economía global inevitablemente estará en China y ya no más en Estados Unidos como a lo largo de todo el siglo XX.