EE.UU. planea cancelarle la visa a estudiantes chinos de postgrado
El gobierno de Trump realizaría medidas educativas restrictivas para los estudiantes de China, acusándolos de tener supuestos vínculos con el ejército de ese país.

Hace tiempo que la administración de Donald Trump planea cancelarle la visa tanto a estudiantes como a profesores chinos de postgrado. Esta medida se justificaría en el hecho de que estos grupos, según el gobierno, tendrían un vínculo con el Ejército Popular de Liberación chino.

Según los funcionarios estadounidenses, el gobierno chino tendría una importante incidencia a la hora de seleccionar a los estudiantes que provengan de universidades vinculadas con el ejército para que puedan estudiar en el extranjero, instruyéndoles que recopilen información y realicen ciertas tareas de espionaje en los campus y las universidades. Por lo tanto, se trataría de una medida de defensa frente a una amenaza que atentaría contra la seguridad nacional.

Esta medida restrictiva podría llegar a afectar entre 3.000 y 5.000 residentes chinos en Estados Unidos. Cabe mencionar que los estudiantes chinos forman la mayor población de estudiantes extranjeros en aquel país. Se estima también que hay alrededor de 360.000 de ciudadanos chinos que asisten a las escuelas estadounidenses.

Para aquellos que se encuentren efectivamente en el país, se les cancelará la visa y se los expulsará. Mientras que aquellos que se encuentren afuera, se les prohibirá poder ingresar nuevamente para continuar con sus estudios.

Esta medida se enmarca en un momento en el cual el gobierno estadounidense viene empleando una retórica más dura hacia el gigante asiático, tensionando la relación diplomática entre ambos. Trump ha estado acusando a China como la responsable de la propagación del virus y de un consiguiente ocultamiento de información sobre su evolución y gravedad. También ha estado realizando duras críticas por las leyes de seguridad de Honk Kong, denunciándolas como violatorias de ciertas libertades y derechos fundamentales. 

A medida que la crisis generada por el COVID-19 empieza a golpear más duramente a Estados Unidos en cantidad de muertos e infectados, su relación con China empieza a ser cada vez más hostil y confrontativa.

Las universidades que saldrían afectadas por esta medida, la han criticado duramente, ya que muchos de esos estudiantes y profesores que deberían regresar son grandes expertos en sus campos y vienen realizando importantes descubrimientos y aportes en sus investigaciones correspondientes.