¿Qué dijo Xi Jinping en la cumbre de líderes sobre el clima organizada por EE.UU.?
Foto: Xinhua
La Cumbre de Líderes sobre el Clima que organizó Biden de manera virtual tuvo como protagonista al presidente chino con su discurso del día jueves.

Xi Jinping lejos de subestimar la iniciativa norteamericana señalo que estamos ante la necesidad de una “ambición y acción sin precedentes” en lo que hace a la lucha contra el cambio climático. “Necesitamos actuar con el sentido de responsabilidad y unidad, y trabajar juntos para impulsar una comunidad de vida para el hombre y la naturaleza” sentenció  Xi.

El encuentro fue el primer gran evento impulsada por la nueva administración norteamericana que tiene el objetivo de retomar el multilateralismo luego de cuatro años de la administración Trump. El gobierno chino que viene teniendo cruces con la nueva administración norteamericana  por asuntos relativos a Xinjiang, Hong Kong o Taiwan, aceptó encontrar una agenda común sobre los desafíos ambientales. Estos acuerdos se hicieron evidentes en la declaración conjunta entre los enviados especiales para temas climáticos de ambos países (John Kerry y Xie Zhenzua) emitida en Beijing la semana pasada. En esa ocasión ambos gobiernos se comprometieron a alcanzar los objetivos de desarrollo sustentable de la ONU para 2030 y los acuerdos alcanzados en la Cumbre de París.

En ocasión del evento convocado por Biden, Xi resaltó la importancia de “la piedra angular de la gobernanza global” para enfrentar los desafíos climáticos ante los cuales los países desarrollados deben incrementar su acción y apoyar con financiamiento, tecnología, y capacidad constructiva a los países en vías de desarrollo. El presidente de la República Popular China, que se considera un país en vías de desarrollo, reconoce la necesidad de un nuevo enfoque que parta de la desigualdad global para hacer frente a las tareas concretas que se proponen llevar adelante en las instituciones globales. Xi aprovecho la oportunidad para hacer referencia a la cooperación Sur-Sur  que su país viene llevando adelante para luchar contra el cambio climático.

El líder chino también conjugo la vocación de cooperación Sur-Sur con el proyecto de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. “Se han puesto en marcha una serie de iniciativas de acción ecológica, que abarcan una amplia gana de esfuerzos en infraestructura ecológica, energía ecológica, transporte ecológico y finanzas ecológicas para brindar beneficios duraderos a las personas de todos los países socios de la Franja y la Ruta” sostuvo Xi.

En la cumbre Xi aprovechó para repetir la “estratégica decisión” que definió el Partido Comunista de China de alcanzar el pico de emisiones de carbono en 2030 y lograr una huella neutral en 2060. China lidera la transición energética con vehículos eléctricos, la producción de energía eólica, hídrica y solar para frenar las consecuencias ambientales de su crecimiento industrial en las últimas décadas.

El planteo de Xi también vinculo el cuidado ambiental con la necesidad de crecimiento económico alcanzando un balance entre ambos desafíos. “Necesitamos buscar formas de proteger el ambiente, hacer crecer la economía, crear empleos y eliminar la pobreza, todo al mismo tiempo, para lograr equidad social y justicia en el curso de la transición verde y aumentar el sentido de beneficio, felicidad y seguridad de las personas”.

Luego de años de confrontación de la administración Trump con la comunidad internacional respecto a la crisis climática global, Xi decidió no recordar el papel que ha jugado Estados Unidos en los últimos años respecto a este debate.  Xi sostuvo: “En este proceso, debemos unirnos las manos, no señalarnos con el dedo, debemos mantener la continuidad, no revertir el mundo fácilmente; y debemos honrar los compromisos, no retrocedes en las promesas”. El gobierno chino le dio efectivamente la bienvenida al gobierno norteamericano por retomar el desafío del cuidado ambiental.