¿Qué opinan los argentinos y las argentinas sobre China?
¿Es el país más poderoso? ¿Lo será? ¿Cómo se valora su cooperación en la pandemia? ¿Es una relación prioritaria para Argentina? El Observatorio del Sur Global y la consultora Analogías presentaron una encuesta de opinión en la que se intentan responder estas preguntas.

La encuesta recoge 1837 casos en 24 Partidos del Gran Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires. El estudio se realizó entre el 25 y 26 de abril y se focaliza en la recolección de información sobre la percepción de las relaciones políticas internacionales y los líderes globales.

El foco de atención de la encuesta está en la percepción de los porteños y bonaerenses en el contexto de la pandemia. El 81,9% considera que la pandemia “es lo peor que le pasó a la humanidad en las últimas décadas”. Ante semejante catástrofe las opiniones sobre los conflictos globales y las relaciones internacionales de Argentina se modifican notablemente.

Entre los encuestados predomina la valoración positiva de aquellos países en los que el Estado implemento medidas de cuidado drásticas en desmedro de aquellos que construyeron discursos en contra de las restricciones. También el estudio indica que el 79,4% está a favor de la liberación de las patentes de las vacunas.

Ante la consulta sobre cuáles son los países que más colaboran con Argentina para enfrentar la pandemia en primer lugar se encuentra Rusia con un 42,2% de respuestas,  en segundo lugar Estados Unidos con 7,6% y China con el 6,1%.

Ante la pregunta “¿Qué país cree Ud. que es el más poderoso en la actualidad?” un 30,7% respondió China, un 29,3% Estados Unidos, un 10,8% Alemania y un 9,9% Rusia. En el informe se destaca una diferencia en esta respuesta entre los encuestados en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Entre los primeros predominó la respuesta por Estados Unidos mientras entre los bonaerenses predominó por China.

Si bien la diferencia respecto a qué país se considera más poderoso es mínima la diferencia se amplía bastante ante  la proyección de que país será el más poderoso en 10 años. Un 44,1% de los encuestados respondieron que China será el país más poderoso en 2031 mientras que solo el 17,2% respondió que ese lugar será ocupado por Estados Unidos.

Estos datos sobre la importancia actual y futura de la República Popular China van en sintonía a los principales pronósticos sobre el desarrollo de la geopolítica global que señalan que el PBI de China superara al de EE.UU. en 2028.

En la encuesta se destaca el poder actual y potencial de China pero este país se encuentra lejos de ser una de los países o regiones con los cuales se asume que se debe priorizar la relación bilateral de Argentina.  Para el 29% de los encuestados se debe priorizar la relación con América Latina, para el 21,1% el vínculo con la Unión Europea y para el 17,2% la relación con Estados Unidos. Solo el 10,7% respondió que China debe ser la prioridad para las relaciones de Argentina.

En 2020 China se transformó en el principal socio comercial de Argentina en los meses de mayor impacto económico de la pandemia y fue el país que efectivamente más colaboró con material médico y sanitario para enfrentar la crisis sanitaria. La Operación Shanghai incluyó 32 vuelos y 8 buques que llegaron con respiradores artificiales, materiales sanitarios y equipos médicos. La última semana llegaron al país 2 millones de dosis de la vacuna de Sinopharm. De las 10 millones de vacunas recibidas por Argentina 4 millones fueron de Sinopharm. En las últimas horas del viernes también fuente oficiales informaron que se encuentra avanzada la negociación para que el laboratorio argentino ELEA comience a elaborar la vacuna de Sinopharm en el país.

China es el país con el cual Argentina mantiene mayor déficit comercial (en 2020 alcanzó a los 3.270 millones de USD) lo cual lleva a plantear la prioridad de revertir esta situación comercial. Mientras que la crisis sanitaria en Argentina encontró y encontrará en China a uno de los pocos actores globales (junto a Rusia) capaces de resolver la situación. Teniendo en cuenta estos datos se puede concluir que la valoración sobre la importancia de China para el futuro económico y combatir la pandemia es baja entre los encuestados en proporción a su relevancia efectiva.