¡Quiero ir a la escuela! a 30 años del Proyecto Esperanza
Foto: Fuente: Xie Hailong
Este año, 2021, se cumplen 30 años de la publicación de esta foto, en 1991. Esta imagen ha sido vista innumerables veces por la mayoría de los chinos. ¿Cuál es la historia detrás de esta foto? ¿Quién es esa niña? ¿Qué influencia tuvo en la historia reciente de China?

Una foto en blanco y negro, de una niña vestida con ropas raídas y cabello despeinado. Está sentada en la mesa con un lápiz en su mano. Tiene una expresión tímida y esperanzadora. Sus ojos grandes, brillantes e inocentes parecen estar mirándote, revelando una luz fuerte y anhelante, que representa innumerables niños en áreas afectadas por la pobreza que gritan desde el fondo de sus corazones: “¡Quiero ir a la escuela!”
En 1991 salió esta foto titulada “¡Quiero ir a la escuela!” (我要上学!) y tocó el corazón de miles de personas en el país. La protagonista de la foto, Su Mingjuan (苏明娟), que tenía solo 8 años en ese momento, se convirtió inesperadamente en una “celebridad” después de que le tomaron esa foto, y se convirtió en la “portavoz” más influyente del Proyecto Esperanza (希望工程). ¿Qué es el Proyecto Esperanza?

Fuente: Xie Hailong

Unos 800 millones de chinos salieron de la pobreza en menos de 40 años. Y en la reducción de analfabetismo es innegable el mérito del Proyecto Esperanza que ya lleva 30 años. El Proyecto Esperanza fue iniciado en 1989 por la Fundación China del Desarrollo Juvenil (FCDJ) y es un programa benéfico no gubernamental cuya misión y meta es combatir la pobreza con foco en la miseria infantil rural para cubrir las necesidades de los estudiantes pobres y vulnerables.
Su Mingjuan nació en una granja en la aldea de Zhangwan (張灣), provincia de Anhui (安徽) en 1983. Sus padres se ganaban la vida pescando, criando cerdos, cultivando y plantando castañas. Cuando se tomó la foto de la niña, también conocida como “Ojos grandes” (双大眼睛), Su Mingjuan todavía estaba en el primer grado de la escuela primaria de Zhangwan, Anhui. En ese entonces, los libros, el material de estudio y los gastos varios de 60 a 70 yuanes por semestre se convirtieron en la mayor carga para la familia.
Un día de mayo de 1991, Su Mingjuan estaba escuchando atentamente a la clase. Sus grandes ojos hambrientos de conocimiento se posaron en los ojos del reportero Xie Hailong (解海龍) que estaba entrevistando en la escuela. Sus ojos tan penetrantes llamaron la atención del reportero y rápidamente sacó la foto.
Esta foto se convirtió en el símbolo de propaganda del Proyecto Esperanza de China y fue reimpresa por los principales medios de comunicación nacionales. Su Mingjuan también se convirtió en la imagen representativa del Proyecto Esperanza. A partir de ello, mucha gente conoció su historia y la de millones de niños en la misma situación y comenzaron a ayudar a los niños pobres de las zonas rurales que estaban a punto de abandonar la escuela, por falta de recursos.

Fuente: Xie Hailong


Su Mingjuan estuvo siempre muy agradecida, desde pequeña, por toda la ayuda que recibió para poder terminar la escuela. “Cuando estaba en la escuela secundaria, muchas personas amables me ayudaron. Mucha gente puso dinero de su bolsillo, nos donaron comida y artículos escolares.” contaba ella.
Su Mingjuan recibió muchísima ayuda, al punto de considerarla demasiada para ella sola. Por este motivo, decidió donar todo el dinero al Proyecto Esperanza.

Este año, 2021, se cumplen 30 años de la publicación de aquella foto, en 1991. ¿Qué pasó con la niña de la foto que alguna vez llamó atención de los ciudadanos chinos?

En septiembre de 2002, Su Mingjuan fue admitida en el Colegio Técnico y Vocacional de la Universidad de Anhui, con especialización en finanzas. Después de graduarse en 2005, se unió al Banco Industrial y Comercial de China en la sucursal de Anhui.
Esa foto cambió la vida de Su Mingjuan, pero no se perdió por eso. Recibir fondos fue solo el comienzo del cambio en la trayectoria de su vida. Con la ayuda e inspiración de innumerables personas, Su Mingjuan a una edad temprana también se embarcó en el camino de la asistencia caritativa, que hasta ahora no se ha interrumpido.
En 1997, Su Mingjuan, que acababa de ingresar al segundo año de la escuela secundaria, tomó la iniciativa de remitir los 600 yuanes que recibió a una pequeña niña Hui en Ningxia, ayudándola a realizar su sueño de estudiar;
En 2002, después de ser admitida en la Universidad de Anhui, insistió en un programa de trabajo y estudio y transfirió todo el subsidio de vida de 900 yuanes que se le otorgaba cada semestre a otros estudiantes pobres;
Después de unirse al trabajo, Su Mingjuan donó todo su primer salario al Proyecto Esperanza. A partir de entonces, donaría parte de sus ingresos todos los meses.
En 2006, ella y el reportero Xie Hailong subastaron los derechos de autor de la foto de la famosa “Chica de ojos grandes”, y las ganancias de más de 300.000 yuanes se utilizaron para ayudar en la construcción de una escuela primaria del Proyecto Esperanza en el condado de Qushui, ciudad de Lhasa, Tíbet. Cientos de niños tibetanos han podido aprender desde entonces.
En 2018, utilizó sus ahorros de 30.000 yuanes como fondo inicial para establecer el “Fondo de ayuda estudiantil de Su Mingjuan” para ayudar a más estudiantes empobrecidos y continuar transmitiendo amor y esperanza.

Fuente: Xie Hailong


Hoy Su Mingjuan es madre y trabaja en un banco chino. Colabora todos los años con los más necesitados. Una de sus frases más conocidas: “Debido a que he estado expuesta a la tormenta, hoy quiero sostener un paraguas para los demás”. (“因为自己淋过雨,所以想给别人撑把伞”)