Se estima que China continuará aumentando la demanda de carnes
Foto: mitreyelcampo
El Departamento de Agricultura de Estados Unidos realizó estimaciones sobre la producción e importación de carne porcina y vacuna por parte de China. De controlarse la peste porcino africana, China producirá más cerdo. No obstante, habrá mayor demanda de importaciones de carne vacuna.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) presentó previsiones sobre la demanda de importaciones de carne – porcina y vacuna – por parte de la República Popular China para el año 2021 (tal como se anticipó en  www.elagrario.com).

Respecto de la carne porcina, se estima que China producirá unos 600 millones de porcinos durante 2021. El incremento de la producción tiene que ver con fuertes inversiones en el sector e, incluso, con mejoras técnicas que darían lugar a aumentos en la productividad. Pero, sobre todo, la mayor producción dependerá de las mejoras en higiene y seguridad de la cadena productiva, así como de los mayores controles fitosanitarios para el control de pestes. Cabe recordar que durante los últimos años la producción porcina china estuvo afectada por pestes como la porcino africana.

Por lo tanto, la estabilización y posterior mejora de la producción total de porcinos tendría lugar si, y solo si, se logra un favorable control de enfermedades durante el transcurso del año. En este escenario el USDA estima que la producción podría crecer un 14% interanual, pudiendo alcanzar los 47 millones de toneladas anuales (aunque esto no significa que se alcancen los niveles productivos previos a los efectos negativos de la peste porcino africana).

De estabilizarse la producción porcina china, tendría efectos negativos sobre la importaciones, dado que China tuvo que saldar la demanda interna vía importaciones durante el 2020.

En cuanto a la carne vacuna, el USDA prevé un crecimiento importante de la demanda china, y por lo tanto un aumento en sus importaciones. Cabe destacar que la República Popular viene aumentando paulatinamente su consumo de carne vacuna, lo que ha dado lugar a crecientes importaciones; tendencia que se mantendría durante 2021. La producción de carne vacuna también se incrementaría en un 4% durante este año pudiendo alcanzar así las 7 millones de toneladas. Pero también se prevé que el país asiático importe unas 3,1 millones de toneladas este año.