Ser hijo de inmigrantes chinos en Argentina: la historia de Manuel Shi
Foto: Imagen propia
Florencia Rossi habló con Manuel Shi, hijo de inmigrantes chinos, en una entrevista por Instagram. ¿Qué es ser “argenchino”? ¿Cómo es convivir con la cultura china y la argentina al mismo tiempo? ¿Cómo es la educación de los argenchinos en Argentina? Y muchas preguntas más se charlaron durante la entrevista…

“Argenchinos” es el término o “gentilicio” que se utiliza para hacer referencia a los hijos de inmigrantes chinos que nacieron o fueron criados en Argentina y conviven, de alguna manera, con dos culturas al mismo tiempo y en un mismo lugar.
Manuel Shi nació en 1998 y sus padres llegaron a Argentina en 1994. Su madre proviene de Beijing, la capital de China y su padre, de una ciudad de la provincia de Henan, en el centro del país. Lo curioso es que la mayoría de los inmigrantes chinos en Argentina provienen, en su mayoría, de las provincias de Fujian y Taiwán (y, en menor porcentaje, de Cantón y Shanghái), aunque este no es el caso de los padres de Manu.

Muchos argenchinos nacieron y se criaron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dado que la mayor parte de la inmigración china se estableció allí. Pero Manu nació y se crió en Mar del Plata, donde la comunidad china es bastante pequeña. Sus padres decidieron venir a Argentina por trabajo. En ese momento, su padre se desempeñaba en una empresa de pesca nacional, y lo enviaron hacia Argentina. Manu contó que, “en ese entonces, salir de China era algo muy deseado por muchos, poder conocer otros países, buscar otras posibilidades laborales, estaba bien visto irse de China por trabajo”.

Sus padres fueron aprendiendo español por necesidad, ya que al vivir en Argentina necesitaban comunicarse en dicho idioma, y lo hablan con las dificultades que implica una segunda lengua. Manu fue a un jardín y colegio argentino, por lo que habla español desde muy pequeño. Con sus padres, utiliza tanto el español como el chino, o una mezcla de los dos.

Durante la entrevista, se habló sobre la particularidad de los nombres en chino y en español. Los inmigrantes chinos que llegan a Argentina conservan su apellido, pero se eligen un nombre en español, ya que es más fácil y más práctico por las diferencias tan marcadas entre ambos idiomas, en cuanto a pronunciación.

Su mamá se llama Maca, nombre en español que eligió al llegar a Argentina, y su apellido chino es Ma 马. En el caso de Manu, su nombre es Manuel desde que nació y conserva el apellido chino del padre Shi 时. Sin embargo, también tiene un nombre chino: Shi Jie 时节, cuyo significado es tiempo de festival, tiempo de celebración.

En este punto, es importante hacer dos aclaraciones: la primera, en China dicen primero el apellido y luego el nombre (en el caso de Manu, su apellido es Shi 时y su nombre es Jie 节) y suelen decir tanto el nombre como el apellido para llamar a una persona (en el caso de Manu, en chino lo llamarían Shi Jie 时节) ; la segunda, la elección de los nombres en China es una decisión muy importante que conlleva tiempo: la elección de los sinogramas, el significado de los mismos, la pronunciación, que el sonido del apellido y el nombre suene “lindo”, etc. (sabemos ahora que el nombre de Manu significa “tiempo de festividad, de celebración”). Los chinos sostienen que el nombre de una persona la define y condiciona el resto de su vida.

Florencia también comentó que ella, además de tener su nombre y apellido en español, también tiene su nombre y apellido chinos, por haber vivido y estudiado en China. Su apellido es Luo罗 y su nombre es Jiaxin 佳欣. Eligió el apellido “Luo” porque la pronunciación es parecida a la pronunciación de la primera sílaba de su apellido en español “Rossi”; y eligió su nombre Jiaxin por el significado de los caracteres: “Jia” es bueno, hermoso, y “Xin” es felicidad, alegría. Florencia cuenta que en China todos la llaman por su nombre chino. Como verán, la cuestión de los nombres no es sencilla…

Manu vivió 4 años en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mientras estudiaba una carrera universitaria. Durante esos años, también aprovechó para conocer la comunidad china en CABA, que es la más grande del país, y dónde hay más argenchinos, la segunda generación.

Durante la entrevista, también hablaron de la identidad de los argenchinos, cuyos padres son chinos y ellos, argentinos. Muchos de ellos transitan, en determinado momento, una confusión de identidad y se preguntan ¿soy argentino? ¿soy chino? Puertas adentro conviven con la cultura china, pero puertas afuera conviven con la cultura argentina. Manu dice que, por momentos, siente esa confusión, pierde un poco la identidad, incluso a veces lo vive sin darse cuenta. Si bien Manu vivió siempre en Argentina, viaja cada tres años, aproximadamente, a China, y allí comparte sus días con otros familiares y celebran el Año Nuevo Chino.

Manu convive con sus padres donde vive y siente más la cultura china. Pero en su día a día, vive la cultura argentina. Cuando sus amigos argentinos van a su casa, deben quitarse los zapatos antes de entrar, un hábito típico de la cultura china. Cuando él visita la casa de sus amigos argentinos, le resulta raro no quitarse el calzado, porque la suciedad de las zapatillas entra en la casa. Otra diferencia que marcaba Manu es la cuestión de la manifestación de sentimientos en ambas culturas. En general, no se da besos ni abrazos con sus padres ni se dicen constantemente “te quiero, te amo”.

En la cultura argentina, por el contrario, es más común la manifestación de cariño y de sentimientos a través de lo físico, un beso o un abrazo, y también se utilizan palabras de cariño de manera frecuente, incluso más de una vez en un mismo día. En la cultura china, suelen mostrar sentimientos a través de regalos, por ejemplo. No intentan agradar desde lo físico. El abrazo y el beso quedan para situaciones particulares, por ejemplo, si no se ven hace mucho tiempo o si es el cumpleaños de la otra persona. En definitiva, son diferentes formas de demostrar y es una cuestión cultural.


Maca, la madre de Manu, es profesora de chino mandarín hace muchos años. Hace un año, en plena pandemia, abrieron una cuenta de instagram @maca.laoshi.chinese, para empezar a difundir clases de chino por ese medio. Manu ayuda a su mamá a crear contenido, posteos y videos, también en su reciente canal de Youtube (Maca Laoshi Chinese), para los estudiantes de idioma chino en Argentina. En este sentido, aquellos interesados en aprender chino con Maca, una profesora excelente, que enseña el idioma con mucho amor, pueden contactarla en su cuenta de Instagram.