Tras nuevos casos de COVID-19: China testea a más de 9 millones de residentes en Qingdao
Foto: Xinhua
Se ha activado un nuevo plan de control de COVID-19 tras la detección de nuevos casos en la ciudad de Qingdao.

Luego que se detectaran 12 nuevos casos de infectados por COVID-19 en la ciudad turística de Qingdao ubicada en la provincia de Shandong, en el este de China, el gobierno ha puesto en acción un plan contra reloj para realizar pruebas de ácido nucleico a todos los residentes de la ciudad, y controlar un posible rebrote.

El plan puesto en marcha, tiene como objetivo testear a 9 millones de personas, residentes de la ciudad, hasta este martes se han realizados 4 millones de pruebas de ácido nucleico en cinco distritos y, se estima la evaluación del total en cinco días. Hasta el momento se han reportado 12 casos confirmados, de los cuales 6 son asintomáticos.

Además, se rastreó y aisló a un total de 144 contactos estrechos, todos con resultados negativos, pero que tendrán que realizar la cuarentena dado que se estima que puedan estar en período de incubación de la enfermedad.

El nuevo brote de casos, tiene como epicentro la comunidad de Loushanhou, donde se ubica el Hospital de Qingdao. Este hospital fue designado para pacientes con COVID-19 que arriben desde el extranjero. Actualmente, las autoridades designaron a la comunidad como área de riesgo medio. Tanto las comunidades residenciales, los hospitales y los mercados donde se han detectado los casos están cerrados, tras el anunció el gobierno de Qingdao.

El gobierno de Shandong está haciendo todo lo posible para apoyar a Qingdao. Se estableció una sede provincial en Qingdao para organizar el trabajo epidémico en la ciudad. La Comisión Nacional de Salud también envió un equipo de trabajo el lunes.

Las autoridades informaron que el riesgo de un rebrote en Qingdao es pequeño, pero existe preocupación por parte de las autoridades que este se extienda a otras partes de China, dado que durante las vacaciones del Día Nacional la ciudad recibió más de 4,47 millones de visitantes, pero la rápida respuesta del gobierno garantizará que el riesgo sea bajo.

Algunas ciudades, incluidas Beijing y Jinan, han tratado de identificar a las personas que fueron a Qingdao en los últimos 14 días, después de que Qingdao informara de 12 casos de COVID-19. Aunque debemos resaltar que los 12 casos confirmados tenían conexiones cercanas con el Hospital de Qingdao.

Dado que China ha tenido relativamente éxito en su lucha temprana contra la epidemia, básicamente no hay casos de transmisión local en todo el país, y Qingdao podría lograr una infección por COVID-19 cero mediante la ampliación de las pruebas, Zhang Wenhong, especialista líder en enfermedades infecciosas de China y director del equipo médico COVID-19 de Shanghai, dijo el lunes.