11 C
Buenos Aires
19.9 C
Beijing
domingo, mayo 19, 2024

«Una pizca de maldad», un vacío y una fuga: reseña de la novela de Ah Yi

Un crimen gratuito motivado por el aburrimiento y el hastío de un joven nos lleva en una fuga por distintas ciudades y pueblos de China.

“Una pizca de maldad” es la obra más conocida del escritor chino Ah Yi, un ex policía de pueblo que decidió perseguir su sueño de convertirse en escritor.

El protagonista es un joven que vive en la capital con su tía mientras se supone que prepara su ingreso a la universidad. En realidad, consumido por el desprecio a su familia, a sus compañeros de clase, a la sociedad y el resentimiento que el aburrimiento provoca en él, abandonó sus estudios y dedica su tiempo a dormir y a diseñar un plan que tiene cuatro fases: “Objetivo: la plenitud. Medio: la fuga. Método: el asesinato. Presupuesto: diez mil yuanes”. Sólo si logra elegir a una víctima con la que la sociedad empatice hará que la policía lo persiga, y eso hará que su vida tenga un sentido.

En esta novela china sabemos desde un principio quién es el asesino y lo acompañamos en su plan, en su fuga y en su juicio: somos lectores, testigos y cómplices necesarios de las acciones gratuitamente crueles del protagonista, como humillar a una comerciante, asesinar de una patada al perro de su futura víctima o fantasear con matar a su vecino y a su mascota.

La única persona en toda la novela que se preocupa por él es su víctima cuidadosamente elegida: su compañera de escuela que él describe como hermosa e inherentemente buena, con una formación artística elevada y un gran futuro promisorio, lo que la configura como la víctima ideal que “vale la pena” asesinar con 37 puñaladas (para horrorizar suficientemente a los forenses y a la policía, junto a su cadáver en un lavarropas).

Su fuga, que comenzó siendo satisfactoria se torna tan frustrante al no lograr ser atrapado, lo que lo lleva a entregarse y su plenitud se acorta. El juicio está plagado por la incredulidad de la familia del joven, del entorno de la víctima y de la sociedad, que no entienden la razón de un crimen tan cruel sin razón e insisten en sacarle una explicación satisfactoria.

Portada del libro editado por Adriana Hidalgo Editora

El título original de esta obra en chino puede traducirse como “Y ahora, ¿qué debo hacer?”, y mientras vagabundeamos junto a él en su fuga, en su vacío y en su crueldad vamos preguntándonos “y ahora, ¿qué debe hacer?”.

Antes de ese título, Ah Yi había pensado como título “El gato y el ratón”, como explica el protagonista al final de la novela, al intentar dar una explicación del hecho que deje a la gente dormir tranquila: “porque no encontraba manera de llenar un vacío, y solamente por eso, una persona decidió jugar al juego del gato y el ratón, y mató a otra persona. (…) Y esto es todo lo que hay para decir”.

“Una pizca de maldad” puede encontrarse en librerías argentinas, con la traducción de Miguel Angel Petracca y editado por Adriana Hidalgo Editora.

+ posts

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

LRC EN REDES

MÁS LEÍDAS